Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Responsabilidades profesionales

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
domingo, 10 de diciembre de 2006, 22:55 h (CET)
Es muy habitual enterarnos por los medios sobre condenas por responsabilidades profesionales, de tal médico que no tuvo en cuenta una prescripción por no habérsele facilitado adecuadamente, con resultado de muerte. Ó de aquella del ingeniero que no tuvo en cuenta los datos de la resistencia de los materiales al no serles entregado, que culminan en responsabilidades civiles o penales por la muerte de personas al ocupar la obra de ingeniería. La jurisprudencia es amplia y es el propio Supremo el que adopta siempre que cuando existe el daño, siempre hay una causa de culpabilidad y un sujeto culpable. No tan amplia por no decir nula, es la jurisprudencia sobre las responsabilidades de los poderes judiciales, como escueta es legislación que regula las responsabilidades civiles o penales de los fiscales y magistrados. Existe alguna que cuando es un grupo de poder tan grande, al final se llega a la condena del juez. Para el caso del secuestro de José María Aldaya en un miserable zulo de 3x1,90 y 1,90 mts. de alto, durante casi un año, resulta que la prueba de ADN que inculpaba al secuestrador no se ha evidenciado oportunamente por unos u otros, para condenar al secuestrador. Resultado, absuelto.

Buena teoría la del Supremo del daño que hay que reparar, en esta caso a la sociedad por la ausencia de condena del que incluso se declara del grupo de los que secuestran y asesinan. No sabe la fiscalía si recurrirá todavía, pero para este caso y los que estamos últimamente asistiendo sabemos cuales son los delitos y las condenas objetivas a cumplir aunque no se dicten. Caso de no ser así los responsables morales de estas circunstancias tienen las democrática condena ciudadana. Las responsabilidades civiles y penales ya las determinarán los que juzgan o acusan, y las modelaran los poderes del estado, ya se sabe. Hay que ver como se lincha mediática y socialmente a un profesional no perteneciente a los poderes públicos cuando comete una negligencia con trágico resultado. Las de los poderes públicos pocas veces podemos verlas, ya que son ellos mismos los que se juzgan.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris