Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Los in-derechos humanos de Zapatero

José Luis Palomera
Redacción
domingo, 10 de diciembre de 2006, 22:55 h (CET)
"El hombre tiene el derecho inalienable a la vida sin más ruegos que no sea a su propia muerte".

Jamás de los jamases será lícito negociar con el individuo que predica el terror, ni hoy, ni ayer, ni mañana, quienes lo hicieron o quiénes lo hagan cometerán la misma contravención Universal que los anteriores, que es “pactar las vidas con las muertes”.

No hay ser terreno, por muy supremo que se certifique, que posea para sí el poder de pactar con otros el derecho a la vida de todo ser vivo, es decir, el derecho fundamental del ser humano. Si así se hiciera se admitirían enmiendas al derecho innegociable cual es el derecho a la vida.

Negociar las vidas con los verdugos de las mismas es repudiar el derecho a la vida que todo ser predispone por Universo.

La reflexión ya no alcanza más opciones: o se entiende lo que digo o no se entiende cómo lo digo, parafraseando la lógica he de decir varias cosas al presidente de la nación española:

En primer lugar, decirle que si negocia con los terroristas de ETA ha de negociar por ley constitucional, que reseña idénticos derechos para todas las personas, con los violadores, los asesinos, los pedófilos, los parricidas, en fin, con todos los que ha cometido delito contra la sociedad. ¿Acaso ETA tiene privilegio por ser su currículo vital de asesinatos, horriblemente extenso?

En segundo lugar, y en todo caso, usted no ostenta potestad alguna para negociar con los terroristas, si no cuenta, que no cuenta, con el apoyo de las víctimas.

Por otro lado, me preocupa su inofensiva actitud sobre el terrorismo, entiendo que usted no ha digerido aún que lo único que puede acabar con ETA, es precisamente ETA, ya que a pesar de décadas y decanos, no se ha podido extinguir la lacra del terror. Usted debería saber que España es una nación físicamente constituida aunque la realidad psíquica no sea otra que una nación de naciones. ETA existe porque existen los vascos, interesa, es precisa y estimula, es como un naipe marcado que todos los jugadores de sobra conocen.

ETA desea una sola cosa, lo que desea el 95% de los vascos originarios, la independencia, luego la banda no es más que la punta de lanza ilegal de los que legalmente controlan los estamentos vascos, es decir, los vascos nativos.

Este es el indiscutible problema vasco es decir, el sentimiento de los vascos, pilar básico de todo lo demás -ETA incluida-.

¿Está usted dispuesto a darles la independencia además de, lógicamente, la excarcelación anticipada de los presos?... No es difícil la respuesta, ni está usted dispuesto, ni tiene poder alguno para hacerlo. Luego,la realidad del hosco proceso de paz que vos predica no es más que su dramaturga farfulla, quijotesca aventura en la España de los molinos nublados en sangre.

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris