Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Separatismos

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 9 de diciembre de 2006, 10:21 h (CET)
Hasta 1991 existían 3 federaciones en Europa oriental: Unión Soviética, Yugoeslavia y Checoeslovaquia. Hoy todas las 24 repúblicas socialistas federadas que en total les componían son hoy Estados capitalistas independientes y miembros de la ONU.

Sin embargo, varios de estos últimos tienen a su vez regiones y repúblicas internas con aspiraciones autonomistas o separatistas. Si la pequeña Georgia tiene 3 repúblicas internas pro-rusas, el gigante ruso tiene 21 repúblicas, una de ellas Chechenia en sangrienta guerra secesionista.

La ONU se ha negado a reconocer la independencia de facto de alguna de éstas por el temor a que sentaría el precedente para que se genere una cadena de nuevas separaciones. Sin embargo, en el caso de Kosovo, Occidente está preparándose a reconocer su secesión.

La ONU acaba de aceptar la separación de Montenegro, un país de apenas 650,000 habitantes (los mismos que son serbios al igual que la nación de la que se apartaron) y con un referendo que sólo le dió un 55% a favor de la independencia. Sin embargo, Kosovo tiene 3 veces más población que Montenegro; y el 90% de sus habitantes son albaneses que quieren separarse de los serbios quienes les han oprimido.

Hoy Serbia conserva a Kosovo sólo de manera formal pues ésta tiene un gobierno separatista propio y tropas extranjeras de ‘paz’. Si a Kosovo se le permitiese divorciarse ese mismo derecho podría irrogarse Srpska (la zona serbia de Bosnia), Chechenia, Sud-Osetia y Abjazia en Georgia, Transdniestria en Moldova, etc. Así en poco tiempo la ONU podría llegar a sus 200 miembros.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris