Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   El telele   -   Sección:   Televisión y Medios

De la calle de la amargura

Sergio Sainz

martes, 23 de enero de 2007, 20:43 h (CET)
No me lancé a la yugular la primera semana porque, a veces –y repito, sólo a veces-, hay que otorgar el beneficio de la duda. Pero es que tras ver el segundo programa de Cayetana Guillén Cuervo en ‘D-Calle’ confirmé mis peores sospechas. Parece que está algo quemada de ejercer de anfitriona de ‘Versión Española’ y de esa fama de femme fatalle o mujer borderline, que ella misma y su mecanismo se han labrado. De ahí que estuviera feliz como la perdiz con el proyecto de late-show en el que mostrarse cual avecilla nocturna, desenfadada, rica de epítetos y dobles sentidos. En definitiva desplegar nuevos registros. Y vaya que si lo hace. Del todo y mal. Porque tira demasiado de sus recursos interpretativos –porque en su currículum incomprensiblemente consta como actriz y periodista- y el resultado es digno de no mención. Resulta tan guionizada, estudiada y caricaturizada de sí misma que da verdadero pavor. Más en un espacio de corte casual, en el que tendría que mostrarse como tal, no tan tensa y acelerada por momentos.

Si Cayetana lo hace mal cabría pensar que su plantel de adyacentes salve el invento. Lo intentan pero se quedan cortas. Y feminizo porque así lo hace el programa al dar cuerpo y voz sólo a mujeres. No se definen como feministas, es más defienden su amor incondicional por el hombre, pero le dejan en las trincheras y se ponen todas las medallitas. Y retomo, ‘D-Calle’ tiene a dos chicas llamadas Cristinas con apellidos creativísimos (Vivenlalatina y Kesekedatanancha, colmos del buen gusto ideológico). Una disecciona el pasado archivero del ente con menos gracia que un asno, mientras su compañera presenta una agenda que más bien lo es a la contra con chascarrillos que época colegiala. Ceros patateros. No podía faltar una tertulia con invitadas que resultan interesantes pero a las que minimizan tanto sus aportaciones que quedan en aguas de borrajas. Y hay música, la pone a cada nanosegundo el grupo ‘Pauline en la Playa’, que resulta demasiado de Rastrillo, poco propio para un show televisivo, aunque el oficio lo conozcan y hasta ejerzan con garantías.

Todos estos males merecen la pena sólo por ver cómo una genial, simpar, grande y única Pepa Charro, para la generalidad ‘La Terremoto de Alcorcón’, campa a sus anchas y largas por el plató. Divina de la cocina con sus estilismos sacados del baúl de los recuerdos de la tele de todos la genial artista underground aporta la única frescura y naturalidad visible y digerible. Con sus viajes insólitos de fachas imposibles, sus repasos a las críticas que ellas han generado –siempre Terremoto sale bien parada para envidia de la Guillén Cuervo-, sus frases antológicas y sus consejos de sapiencia de barrio… Son razones suficientes para soportar el sopor general del programa, porque cuando menos te lo esperas llega una mujer travestida de sí misma y aporta el brillo y la fogosidad que necesita esta tele tuya, esta tele nuestra.

Y no Cayetana, no te esfuerces en competir con Buenas Fuentes o con Evas con Hache –y con hacha para quien le pone verde- porque ellos saben hacer del monólogo una extensión propia. Lo tuyo queda más bochornoso que los análisis poligraferos de las sufridas tardes, que ya es decir. Llegada a este punto, TVE debiera hacer un análisis de la oportunidad. Y cargarse a toda la banda y dejar a la líder: ¡Viva la Terremoto! Que tiemble con ella el catodicismo patrio…


FICHA TÉCNICA

Programa: ‘D-Calle’.
Canal: La 2. Jueves. 23.30 horas.
Sí: A ‘La Terremoto de Alcorcón’, artista sin igual que arrasa donde pisa con un humor surrealista, tan necesitado en pantalla.
No: A la sobreactuación de Cayetana Guillén Cuervo, a la limitación feminizante del programa, a la reducción espacio-temporal de las tertulianas, al concepto de ir de underground y salir más de lo mismo…

Noticias relacionadas

El Arte de brindar

Presentación del spot Freixenet 2017

Así fue el paso de Kiko Rivera por 'Tu cara me suena'

Acompañando a David Amor en su actuación

El Festival de la Publicidad y el Lujo vuelve a Marbella el 15-D

Más de 700 personas se darán cita en los Luxury Awards

Entregadas las Antenas de Oro, que reconocen la labor de los profesionales de la radio y televisión en España

Anne Igartiburu y Ramón García darán las Campanadas de 2017 en TVE

Quinta vez en que forman pareja
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris