Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   El telele   -   Sección:   Televisión y Medios

De la calle de la amargura

Sergio Sainz

martes, 23 de enero de 2007, 20:43 h (CET)
No me lancé a la yugular la primera semana porque, a veces –y repito, sólo a veces-, hay que otorgar el beneficio de la duda. Pero es que tras ver el segundo programa de Cayetana Guillén Cuervo en ‘D-Calle’ confirmé mis peores sospechas. Parece que está algo quemada de ejercer de anfitriona de ‘Versión Española’ y de esa fama de femme fatalle o mujer borderline, que ella misma y su mecanismo se han labrado. De ahí que estuviera feliz como la perdiz con el proyecto de late-show en el que mostrarse cual avecilla nocturna, desenfadada, rica de epítetos y dobles sentidos. En definitiva desplegar nuevos registros. Y vaya que si lo hace. Del todo y mal. Porque tira demasiado de sus recursos interpretativos –porque en su currículum incomprensiblemente consta como actriz y periodista- y el resultado es digno de no mención. Resulta tan guionizada, estudiada y caricaturizada de sí misma que da verdadero pavor. Más en un espacio de corte casual, en el que tendría que mostrarse como tal, no tan tensa y acelerada por momentos.

Si Cayetana lo hace mal cabría pensar que su plantel de adyacentes salve el invento. Lo intentan pero se quedan cortas. Y feminizo porque así lo hace el programa al dar cuerpo y voz sólo a mujeres. No se definen como feministas, es más defienden su amor incondicional por el hombre, pero le dejan en las trincheras y se ponen todas las medallitas. Y retomo, ‘D-Calle’ tiene a dos chicas llamadas Cristinas con apellidos creativísimos (Vivenlalatina y Kesekedatanancha, colmos del buen gusto ideológico). Una disecciona el pasado archivero del ente con menos gracia que un asno, mientras su compañera presenta una agenda que más bien lo es a la contra con chascarrillos que época colegiala. Ceros patateros. No podía faltar una tertulia con invitadas que resultan interesantes pero a las que minimizan tanto sus aportaciones que quedan en aguas de borrajas. Y hay música, la pone a cada nanosegundo el grupo ‘Pauline en la Playa’, que resulta demasiado de Rastrillo, poco propio para un show televisivo, aunque el oficio lo conozcan y hasta ejerzan con garantías.

Todos estos males merecen la pena sólo por ver cómo una genial, simpar, grande y única Pepa Charro, para la generalidad ‘La Terremoto de Alcorcón’, campa a sus anchas y largas por el plató. Divina de la cocina con sus estilismos sacados del baúl de los recuerdos de la tele de todos la genial artista underground aporta la única frescura y naturalidad visible y digerible. Con sus viajes insólitos de fachas imposibles, sus repasos a las críticas que ellas han generado –siempre Terremoto sale bien parada para envidia de la Guillén Cuervo-, sus frases antológicas y sus consejos de sapiencia de barrio… Son razones suficientes para soportar el sopor general del programa, porque cuando menos te lo esperas llega una mujer travestida de sí misma y aporta el brillo y la fogosidad que necesita esta tele tuya, esta tele nuestra.

Y no Cayetana, no te esfuerces en competir con Buenas Fuentes o con Evas con Hache –y con hacha para quien le pone verde- porque ellos saben hacer del monólogo una extensión propia. Lo tuyo queda más bochornoso que los análisis poligraferos de las sufridas tardes, que ya es decir. Llegada a este punto, TVE debiera hacer un análisis de la oportunidad. Y cargarse a toda la banda y dejar a la líder: ¡Viva la Terremoto! Que tiemble con ella el catodicismo patrio…


FICHA TÉCNICA

Programa: ‘D-Calle’.
Canal: La 2. Jueves. 23.30 horas.
Sí: A ‘La Terremoto de Alcorcón’, artista sin igual que arrasa donde pisa con un humor surrealista, tan necesitado en pantalla.
No: A la sobreactuación de Cayetana Guillén Cuervo, a la limitación feminizante del programa, a la reducción espacio-temporal de las tertulianas, al concepto de ir de underground y salir más de lo mismo…

Noticias relacionadas

13 series imprescindibles para entretenerse en 2018

La ficción de televisión viven su edad de oro particular

Disney recupera 'Raven' diez años después con un spin-off de la serie

La primera mujer afroamericana en dar nombre a su propia serie vuelve a Disney Channel

Filmin trae a España el thriller de la BBC 'Detective Muncie'

Protagonizada por Douglas Henshall

Cristina Castaño ficha por el nuevo 'Cuerpo de élite' de Antena 3

Canco Rodríguez y Adriana Torrebejano completan el reparto

El programa 'Mujeres, hombres y viceversa' pasará a emitirse en Cuatro

Desde finales de enero
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris