Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Cuerpos de calendario

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 8 de diciembre de 2006, 06:10 h (CET)
Hace algunos años al llegar estas fechas en las que el año da sus últimas bocanadas las gentes se proveían de calendarios para el año entrante mientras en algunos lugares tenían la costumbre al dar las doce campanadas del día 31 de Diciembre de lanzar por la ventana el calendario del año actual ya desprovisto de hojas que, mes a mes, habían ido despareciendo. De mi infancia recuerdo aquellos calendarios editados por la Unión de Explosivos en los que solían figurar láminas de bodegones o alguna reproducción de Romero de Torres, las miradas fugaces a las paredes de los talleres mecánicos o a las cabinas de los camiones en los que aparecían muchachas en bañador o los pequeños calendarios de bolsillo de alguna corsetería en los que, por primera vez, veíamos fajas, ligueros y sujetadores y que me costaron más de un castigo en el colegio por esconderlos entre las hojas del misal. Y ahora, cuando las agendas electrónicas, el ordenador y los móviles parecían haber sustituido a los viejos calendarios estos vuelven a ponerse de moda.

En el año 2003 Nigel Cole rodó la película “Las chicas del calendario”. En ella un grupo de mujeres maduras deciden editar un calendario para recaudar fondos. Debían aparecer realizando tareas domesticas como fregar, hacer punto o envasar compota de ciruelas, pero decidieron aparecer totalmente desnudas. En la película este hecho fue todo un éxito y ha servido de modelo para que, a partir de entonces, comiencen a proliferar todo tipo de calendarios de diversos colectivos que aprovechan la ocasión para mediante la exhibición de sus cuerpos recoger dineros para lo que ellos entienden es una causa necesaria o justa.

En Madrid los vecinos del barrio de Hortaleza llevan una lucha contra la instalación de parquímetros en su zona y muchos de ellos en un acto de resistencia pasiva se niegan a pagar las multas. Así que algunos de los vecinos han tenido la idea de editar un calendario con desnudos del vecindario para con la recaudación obtenida hacer frente a las sanciones que el Ayuntamiento que preside Alberto Ruiz Gallardón. Pero quizás los calendarios más buscados sean los que presentan fotos de cuerpos atléticos, seguro que en el ranking de los más buscados están los que ilustran cada mes con fotos de futbolistas, bomberos o policías. No creo que si el gremio de los “juntaletras” posáramos para un calendario tuviera mucho éxito de ventas.

Los bomberos de Bilbao fueron los que dieron el tiro de salida, posteriormente les seguirían compañeros de manguera de otras ciudades siempre con el trasfondo de servir a una buena causa. Este año además de los bomberos de la Generalitat de Catalunya los del Ayuntamiento de Valencia también han decidido comparecer ante el público ligeritos de ropa exhibiendo sus herramientas, las de trabajo por supuesto. Los bomberos valencianos quieren acudir a las Olimpiadas para policías y bomberos que se celebraran en el mes de Marzo próximo en Adelaida y para acudir a la antípoda necesitan una buena aportación económica que piensan recaudar mediante la venta de estos “cuerpos de calendario”. Y la verdad es que entre los bomberos valencianos existen algunos que pueden presumir de tener cuerpos atléticos, entre ellos hay dos regatistas que navegan en el barco del Desafío Español de la América’s Cup y, por primera vez en este tipo de publicaciones, una mujer al lado de los hombres, Luisa Arnanz que fue campeona mundial de taewondo en 1998. Los calendarios se venderán a un precio de seis o siete euros y si sobra dinero se donará a una ONG.

Ya lo saben pueden comprar el calendario y tener colgado en la pared a lo mejorcito del cuerpo de bomberos de Valencia, y cuando el calor de las llamas apriete solicitar el envío del mes de Marzo, y si éste no está disponible el de Octubre que los otoños son tan buenos como las primaveras.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris