Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Los futbolistas

Jorge Dargel
Jorge Dargel
jueves, 7 de diciembre de 2006, 23:52 h (CET)
El caso es que he elegido a los futbolistas como ejemplo de un fenómeno que cada día está más de moda. Me refiero a los deportistas que cada día llegan a la máxima competición con una temprana edad. De unos años para aquí, la cosa ha cambiado de manera considerable. El criterio ha sido modificado sustancialmente, ya que lo que antes se consideraba algo normal, ahora resulta extraño o poco común. Un ejemplo claro, los futbolistas tenían una madurez deportiva para estar en lo más alto con 25 ó 26 años, mientras que ahora el criterio es bien distinto. A todos nos suenan los Raúl, Fernando Torres, Iniesta… Jugadores que de una noche a otra han pasado del anonimato a ser personajes mediáticos.

Creo que este hecho perjudica a medio o largo plazo a los deportistas, no sólo en el plano deportivo, sino también en lo personal. Si cogemos el caso de Raúl, un niño cuando Valdano le subió al primer equipo del Real Madrid con 17 años. Es indudable que este jugador podía y debía estar entre los mejores, pero, ¿ese era el momento adecuado? Ese mismo Raúl lleva tres temporadas con un rendimiento mucho más bajo de lo habitual con 29 `tacos´, una edad en la que otros muchos futbolistas están en su máximo esplendor. ¿No será que comenzar tan pronto perjudica en un futuro la carrera de un deportista? Me estoy centrando en el deporte del balompié, pues hay otras disciplinas que exigen empezar a temprana edad, como es el caso de la gimnasia rítmica, donde los cuerpos aún por desarrollar son necesarios para competir. Pero este fenómeno conlleva otras consecuencias graves. Por ejemplo, las lesiones. Iniciarse muy pronto en lo más alto de una competición o de un equipo, puede provocar que un jugador sin haber concluido su fase de crecimiento, se `rompa´ al no soportar las exigencias físicas a las que se somete. ¿Cuántas lesiones graves vemos cada jornada por la televisión? Habría que preguntarse a qué edad empezaron esos jugadores en la máxima competición. Ahora parece que ascender a la primera plantilla con 24 ó 25 años sea ya demasiado tarde, cuando una década atrás era algo normal. Este acontecimiento está provocando que se comience antes, pero también que generalmente se termine con anterioridad. 33 ó 34 `primaveras´ es el tope para muchos de los futbolistas, que se ven incapaces de competir con los de 17 ó 18. Podemos poner los nombres de los Messi, Iniesta, Navas, Cesc, Sergio Ramos, etc. Y no abarco las ligas extranjeras, porque no terminaría hasta mañana.

Hablando de Navas, ese chaval del Sevilla de indudable calidad, ¿qué le ocurre a su cabecita? Sencillamente, demasiado joven para aguantar la presión y las reglas de un equipo de Primera División. Con 21 años recién cumplidos, ya lleva cuatro temporadas en la máxima competición y si no es por sus problemas psíquicos, estaría en la selección. Y hay que reseñar un aspecto. La mayoría de los clubes del mundo se llevan a las promesas de cada ciudad o pueblo a una tempranísima edad para asegurarse que nadie les quita a su `tesoro´. Ya con 12 ó 13 pasan a pertenecer al club y se ven separados de sus familias para formarse como futbolistas, pero en muchos casos, no como personas. ¿Cuántos casos conocemos de jóvenes estrellas de este deporte que se les sube el éxito a la cabeza?

Si no se para este fenómeno, serán más habituales las consecuencias que he comentado anteriormente. Estos días se habla del posible fichaje de Gago, jugador del Boca Juniors, y de Higuaín, del River Plate, por el Real Madrid ¿Saben cuántos años tienen estos dos jugadores argentinos? 20 y 18. Lo más grave es que ya llevan unas cuantas temporadas en el primer equipo, con todo lo que supone. En el caso que vengan al Madrid, será una noticia excepcional para el club blanco, dada su enorme calidad, pero ¿somos conscientes de que son unos críos con cuerpos de adultos? Señores del fútbol mundial, les ruego que paren esto por bien de este deporte. Dicen que lo más importante es formar al jugador como persona y como futbolista. Dejen que el futbolista se forme poco a poco y no tenga que dar un salto, que en algunos casos, provoque caer en un abismo de difícil salida.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris