Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   EUROLIGA / JORNADA 7   -   Sección:   Baloncesto

El Unicaja sigue vivo en Europa a costa del Partizán (66-58)

Los malacitanos consiguen su tercera victoria aumentando así sus posibilidades para pasar al Top 16.
Redacción
jueves, 7 de diciembre de 2006, 02:00 h (CET)
El Unicaja de Málaga logra una victoria importantísima para su futuro en la competición ante un débil Partizán de Belgrado que no supo como atacar la gran defensa malagueña, que fue la clave del claro triunfo final.

FICHA TÉCNICA
Unicaja Málaga: Cabezas (12), Rodríguez (15), Jiménez (12), Welsch (2), Santiago (6) -cinco inicial-, Pietrus (-), Vasileaidis (12), Lorbek (3), Sánchez (3) y De Miguel (-).
Partizán Belgrado: Cummings (16), Tripkovic (3), Kecman (9), Perovic (2), Drobnjak (6) -cinco inicial-, Tepic (5), Pekovic (10), Velikovic (1), Bozic (5) y Bogdanovic (1.)
Parciales: 22-16, 17-13, 20-22 y 7-7.
Árbitros: Brazauskas (LTU), Mouzakis (GRE) y Boltauzer (SLO).
(3). Excluyeron por personales a Tripkovic (m.32) y Pekovic (m.40).
Incidencias: Encuentro correspondiente a la séptima jornada de la primera fase de la Euroliga 2006-07 disputado en el Pabellón Martín Carpena ante unos 9.500 espectadores.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: La defensa
Una defensa que no supieron como atacar los serbios en casi ningún momento del encuentro.
Lo peor: Irregularidad
El Unicaja no supo sentenciar un partido que tenía encarrilado.
El dato: Tercera victoria
Una victoria que mantiene sus posibilidades para pasar al Top 16.

Antonio Miguel García / Enviado especial

Tercera victoria del Unicaja de Málaga en Euroleague, victoria importantísima para las aspiraciones del club malagueño en Europa. Una victoria ante un rival directo, el Partizán de Belgrado, que mostró su inexperiencia chocando una y otra vez ante la enorme defensa ejecutada por los jugadores de Sergio Scariolo. En ataque lo de siempre, la tónica a las que nos tiene acostumbrado este nuevo Unicaja, irregularidad. Un equipo tan capaz de hacerte increíbles remontadas como de estar un cuarto entero sin anotar, aunque hoy, gracias al acierto exterior, consiguió mantener un nivel ofensivo aceptable.

Y es que si algo tiene este equipo es defensa. Defensa que hoy, desde el primer minuto, se impuso a los ataques de la joven plantilla serbia provocando una multitud de pérdidas en estos durante todo el partido. Una plantilla a la que Vujosevic hacía rotar con continuos cambios para intentar superar a la defensa malacitana.

El Unicaja, en el primer cuarto, bajo la dirección de Cabezas conseguía imponer un ritmo alto en sus ataques forzando penetraciones y consiguiendo buenas posiciones de tiros, mientras que los serbios jugaban más con sus hombres interiores para intentas sacar del partido al puertorriqueño Daniel Santiago a base de faltas. Los de Scariolo abrirían una brecha en el marcador aunque el Partizán dejaría la diferencia en 6 puntos (22-16) antes del segundo cuarto.

La entrada de Pepe Sánchez, aquejado por un proceso gripal, de Erazem Lorbek, que parece ir entonándose, y de los incombustibles Pietrus y Vasileaidis aportaron al equipo, ya en el segundo cuarto, una intensidad tanto ofensiva como defensiva que propiciaría otro pequeño tirón en el marcador a favor de los locales. Si la ventaja no fue a más fue por la incapacidad reboteadora de los malagueños que dejaron a los serbios una cantidad considerable de segundas opciones. Al final la diferencia se quedaría en la barrera psicológica de los 10 puntos (39-29) para irnos al descanso.

La reanudación de encuentro no trajo nada nuevo al partido, el Partizán combinaba defensas individuales con zonas irrisorias y el Unicaja mantendría la fuerte presión a toda cancha que llevaba haciendo desde el inicio del encuentro. La gran defensa de Carlos Jiménez sobre Drobnjak y su mayor aportación ofensiva en este tercer cuarto fue la clave para impedir alguna reacción preocupante por parte serbia. La brecha en el marcador no era muy amplia (59-51) pero no se veía muchas posibilidades de que los de Vujosevic pudieran remontar.

El Unicaja en el último cuarto se limitó a defender, defender y defender. El parcial 7-7 de los últimos 10 minutos habla por si solo. Los ataques de ambos equipos se vieron superados por las defensas del rival y el Unicaja conseguiría una victoria (66-58) sin problemas que era clave para el devenir del equipo en la competición europea.

El próximo rival el Maccabi Tel Aviv en otra final para sus aspiraciones para el Top 16, pero aunque una derrota dejaría a los malagueños muy tocados todavía seguirían con bastantes opciones de meterse entre los dieciséis mejores equipos de Europa.

Noticias relacionadas

España se clasifica para el Eurobasket tras ganar en Holanda (48-65)

España arrancó con cómodas ventajas y apretó el acelerador hasta el fondo para ampliar su renta al descanso

El 'Granca' suma la segunda en Euroliga entre resbalones

Los de Maldonado vencen a Maccabi con nervios al final y un parqué señalado

El colista Buducnost funde a triples al Baskonia

El pabellón Moraca vio la mala cara de los baskonistas

Carroll desactiva al Khimki (79-74)

El estadounidense exhibió su fortaleza anotadora (15 puntos en el cuarto final) para desatascar al Real Madrid en un encuentro que se complicó sorpresivamente a consecuencia de un enfriamiento ofensivo y debilidad defensiva.

Baskonia se enreda y cae ante Fenerbahce

Los vascos aprietan hasta un final de detalles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris