Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Palco Vip   -   Sección:  

Quique y los 7 enanitos

Daniel Sanabria
Daniel Sanabria
jueves, 7 de diciembre de 2006, 00:56 h (CET)
Dicen los sabios que cuando todo va mal, si montas un circo te crecen los enanos. Bien, pues Quique ya tenía montado su circo, el cual manejaba perfectamente, marcando los pasos de unos y otros, y no había enanos a la vista. Hasta que llegó el verano y Carboni decidió retirarse. Y Juan Soler hacerle director deportivo. Esa fue la semilla que hizo crecer al primer enano de Quique.

Carboni ha sido durante nueve años seguidos el lateral zurdo del Valencia. Desde que llegara en el verano del 97, el italiano ha sido el dueño y señor indiscutible del flanco izquierdo de Mestalla. Con 40 años a Carboni se le acabó la gasolina, aunque intentó continuar un año más con el depósito prácticamente vacío. Pero Quique, que en esta historia podría tener el papel de Flavio Briatore, revisó el motor de Carboni, y decidió dejarle en boxes el resto del año.

Y ahí empezó el resquemor, que día a día y declaración tras declaración se ha ido agrandando hasta convertir al Valencia en una jaula de grillos. Quique no gana los partidos, Carboni no quiere a Quique en el banquillo, los jugadores se cruzan por la calle con gatos negros y derraman la sal sobre el mantel... Un despropósito. Eso sí, el médico y el fisio del Valencia se están ganando el sueldo.

Edu, que estuvo la temporada pasada en blanco por culpa de una rotura del ligamento cruzado, repite lesión este año, eso sí, en la otra rodilla. A Gavilán, que soñaba con deslumbrar en Mestalla igual que en Getafe, le cortaron las alas en la octava jornada. Albelda, un jugador fuerte y resistente donde los haya, tampoco ha podido frenar el mal fario de las lesiones. Regueiro, último en caer, también se suma a la moda de la liga y se rompe el ligamento cruzado. Baraja, Villa y Morientes también han coqueteado con las lesiones.

Con este panorama en la enfermería, la “manía” que Carboni le tiene, y a 11 puntos del Madrid y a 12 del Barça, Quique debe demostrar ahora más que nunca que puede hacer frente al destino, a los gatos negros, y a todos los enanitos que le crecen alrededor cada semana.


Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris