Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Akelarre  

Por la boca muere el pez

Rafa García
Rafa García
@rafagarciak
martes, 5 de diciembre de 2006, 23:55 h (CET)
Los nacionalistas están todo el día maquinando para encontrar peculiaridades en el éter que les haga distintos de esa generalidad que se da en llamar España, o Estado español, según gustos. Los nacionalismos periféricos existentes en la península Ibérica soñaron en su día con tener una moneda propia, pero la imposición del euro por parte Unión Europea acabó con tan romántica pretensión. Luego pidieron el reconocimiento de sus respectivas selecciones nacionales, y por último, el Bloque Nacionalista Galego, nos ha sorprendido con su propuesta de un nuevo huso horario para Galicia. Dicho de otro modo, que Anxo Quintana quiere que la Comunidad que vicepreside homologue su hora a la de Canarias y Portugal.

Espero que no cunda el ejemplo, porque se puede montar un lío monumental si esta iniciativa prospera. Ya me imagino un boletín de Radio Nacional de España en el que el locutor diga: buenas tardes, son las cinco en Canarias y Galicia; las siete en el País Vasco; las ocho en Cataluña; y las seis en el resto de España.

Al que no le quedan muchas horas es al salvaje de Pinochet, quien lamentablemente dice adiós a este mundo por viejo, sin que se haya hecho justicia contra su persona, por los múltiples delitos de lesa humanidad que cometió y consintió durante su cruel dictadura. Si es verdad que hay una vida después de la terrenal, espero que encuentre en ella tanta turbación y dolor como inflingió a la gente de bien de su país. Lo espero y lo deseo.

Pero por desgracia, el tirano se va de este mundo de rositas. Y lo hace gracias a personajes como Toni Blair y José María Aznar. Éste último, que tan manso fue en su momento con los terroristas de ETA, y que tan justiciero se autoproclama en la actualidad, salvó del presidio al dictador chileno, al negarse a respaldar las actuaciones judiciales internacionales emprendidas por Baltasar Garzón, cuando aquél se encontraba en el Reino Unido. ¡Qué curiosa es la doble vara de medir que tiene el ex presidente del Gobierno español!

Por cierto, ¡qué grotescas resultan ahora las continuas acusaciones de los dirigentes del Partido Popular al Gobierno, por la presunta claudicación ante ETA! ¿Qué dirán esta vez Zaplana y Acebes, que los seis etarras detenidos han sido enviados de vacaciones al balneario de La Toja? Como sentencia el refranero popular (del pueblo, no del PP), “por la boca muere el pez”.

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris