Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

Ejemplo francés

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
lunes, 4 de diciembre de 2006, 21:56 h (CET)
El batasuno Permach, sin duda una de las personas más odiadas por la sociedad vasca, lleva la bomba-lapa incorporada cada vez que habla de democracia, mayoría, paz y expectativas. ETA nunca ha generado expectativas en la sociedad vasca. Sí ha generado, por el contrario, miedo, desolación, odio, división y llanto, mucho llanto. Por eso cada vez que alude a la “represión de los Estados francés y español” es evidente que está en otra dimensión, la suya, la misma que mata, extorsiona y odia: irreal, mafiosa y chantajista.

ETA ya no tiene salida. Su cobardía es una huida hacia donde sea, con tal de que no se vea como rendición. También sabe que no hay ningún conflicto en las vascongadas y mucho menos en España. A partir de ahí actúan como el calamar y culpan de su error a todo el que se atraviese en su camino, como han hecho con el PNV y con el PSE. La mejor solución hubiera sido ignorar las intenciones de ¿paz y democracia? de la banda, tal y como ha hecho el Gobierno francés, además de utilizar con dureza los medios que nos brinda el Estado de Derecho y en especial los medios policiales y judiciales.

La banda asesina, incapaz de convivir en un Estado de Derecho que no sea lo que ella imponga, entiende que sigue habiendo “represión después de ocho meses” por parte de Francia y España. Han debido de entender que las vías judicial y policial son un entretenimiento de ocasión y que se pueden paralizar por el hecho de ser ellos puntuales ‘protagonistas’. Maldita ignorancia.

Contra la ridiculez de sus pretensiones chocan una y otra vez. Alguna vez he llegado a pensar que en su ignorancia y retorcimiento han visto que la alegoría de la Justicia era ciega y pretenden ‘dársela con queso’: su cobardía les impide saber que esa ceguera es solo para evitar el tráfico de influencias y otras inclinaciones no confesables, aunque algunos que comen de la Justicia tampoco lo tienen muy claro en ocasiones. Hasta desaparecen temporalmente para que no les recuerden su incompetencia y su arrodillamiento ante el ejecutivo.

ETA está dolida ante la inteligente actitud francesa: no hay mayor desprecio que no hacer aprecio. Francia ha marcado el camino y España debe aprender, en vez de facilitar a la banda infiltrados policiales que traten con guante aterciopelado a la maquinaria de extorsión etarra. La política torpe de los gestos ya no se lleva. Y si no que se lo pregunten al torpe Gobierno de José María Aznar que acercó los presos a las cárceles vascongadas, con la aquiescencia del partido socialista y el consejo de Almunia. ¿Qué recibió el Gobierno a cambio? Pues recibió más atentados, se incrementaron las extorsiones, se rearmó ETA y ahí estamos. Pero la obra ha terminado y poco a poco baja el telón.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris