Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Cine

Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'El camino de los ingleses': fuego poético de recuerdos pasados

Pelayo López
Pelayo López
miércoles, 7 de febrero de 2007, 19:20 h (CET)
“Por el camino de los ingleses puede irse al mundo entero... ser quien quieras... y donde quieras”. Por el camino que llevaba de Málaga a Antequera en los ´70, un actor malagueño llegó a la meca del cine para conquistarlo y permitirse el capricho, ahora, más de 30 años después, de recrear la juventud de su generación en su lugar de origen. Antonio Banderas, 7 años más tarde, vuelve a ponerse tras las cámaras. Si su ópera prima, Locos en Alabama, era un camino para romper el hielo y afrontar el vértigo de otra faceta profesional, con esta adaptación de la novela homónima de Antonio Soler nuestro actor más internacional no ha querido engañar a nadie. Y no lo ha hecho porque, desde el principio de la promoción –¡¡¡haberla la ha habido para los que no se hayan percatado!!!-, ha reconocido lo mucho de personal y lo nada de comercial de este proyecto, y ha dejado claro que no es una película fácil de digerir. Y ahora, visto el resultado, podemos confirmar que no lo es en absoluto. El público de una generación que pretendía reconocerse, en muchos casos, en la proyección, no comprendía ni la historia ni el final. Y los que precisamente vamos con la advertencia del propia director, las casi dos horas -incluso mucho antes diría yo- no dejan de provocarnos bostezos e incomodidades en la butaca: reflexiones, pensamientos, dudas, salto a la madurez, y un verano atormentado de por medio.

La cuadrilla de Banderas –en la que se encontraban el autor del libro y también del guión de la película, y el compositor de la banda sonora Antonio Meliveo-, aunque no sea autobiográfica plenamente, está interpretada por un grupo de jóvenes actores, eso sí, liderado y conducido por dos intérpretes con gran peso en el pasado del malagueño: Juan Diego confirma una vez más el reconocimiento de todo el gremio y Victoria Abril, una actriz que, aún siendo ya más una réplica de si misma que la gran actriz que fue, nos deleita en esta historia con una de sus mejores interpretaciones en los últimos años, una especie de iniciadora no sólo en las artes sexuales sino amatorias desde el punto de vista de la inocencia. En lo que se refiere al joven reparto, incidir nuevamente en una piedra en la que se suele tropezar dos, tres veces y casi siempre. ¿Por qué se recurre a actores de una generación por encima de los personajes que interpretan que se encuentran una por debajo?. Los actores de 30 dando vida a papeles de 20. Podemos mostrar nuestro auto de buena fe, y no tomarlo muy en cuenta, pero la realidad está ahí. Y lo mismo suele ocurrir con las pandillas, siempre son los que están, pero no tienen porqué estar siempre los que son. Aquí, por supuesto, cumpliendo los tópicos, tenemos al guaperas, al intelectual, al bruto y al graciosillo.

El personaje principal lo asume con voluntad y con destellos intermitentes de brillantez el joven Alberto Amarilla, al que, si bien hemos visto en la gran pantalla en Mar adentro o Princesas, le reconocemos fundamentalmente por su presencia en series de televisión del estilo de Mis adorables vecinos. La chica, la “Beatriz de Dante”, es María Ruiz, una joven con un gran parecido físico con Mónica Molina y con una sensualidad derrochada en sus labios -caramelizados con un complemento cual Cindy Crawford- que la convierten, además de por sus ojos lacrimosos, en la grata sorpresa del reparto. Lo mismo ocurre, aunque en su caso únicamente nos le confirma como una de las apuestas de futuro de nuestro cine, con Raúl Arévalo, a quien conocimos en AzulOscuroCasiNegro de nuestro Daniel Sánchez Arévalo y que está también en cartel con ¿Por qué se frotan las patitas?. Apunten su nombre, y, ah, se me olvidaba, Fran Perea, el narrador de las andanzas de este grupo -¡ojo al parecido de su voz con la del propio Banderas!-, quien puede dar por hecho que, si desaparece del panorama interpretativo y musical, siempre puede dedicarse a la radio, aunque eso dependerá de la locuacidad con la que se exprese sin guión.

Banderas ha querido resarcirse con su pasado, aunque el pasado puede pasar factura. Afortunadamente, parece que la crítica le ha acompañado y eso le da cierto “cash”. Hay que reconocer que, por ejemplo, otro de los elementos que choca es la excesiva presencia musical, vamos, ¡que da la nota!. No está mal, no es eso, pero resulta estar presente sobremanera. Lo que borda el actor malagueño es la fotografía –los tonos blancos y amarillentos propios de sus latitudes contrapuestos a los grisáceos y azulados de la escapada londinense- y el montaje –no perderse el arranque en el quirófano, quizás lo mejor de la cinta-. Como bien se dice en la película, todos hemos quemado etapas echando los objetos de la misma a la hoguera o a la papelera. Banderas, que emula aquí a directores como nuestro Medem o Jim Jarmusch, estará en el Festival de Sundance el próximo enero, y allí seguirá quemando etapas, ahora tanto personales como profesionales, y al igual que ha hecho con esta película, en el fuego poético de recuerdos pasados.

Noticias relacionadas

Miguel Ángel Silvestre, Inma Cuesta y Quim Gutiérrez, protagonistas de El Día Más Corto [ED+C]

La muestra rendirá tributo a Daniel Sánchez Arévalo

'Figuras ocultas', de Margot Lee Shetterly

Una obra homenaje y de reivindicación del importante papel de muchas científicas que colaboraron en la carrera espacial de EE.UU., superando los prejuicios sexistas y raciales de la época

El Festival de Cine Europeo de Sevilla llega a la sala Berlanga

Hasta el 20 de noviembre

Disney anuncia una nueva trilogía de Star Wars

De la mano de Rian Johnson

Organizadores de la Fiesta del Cine achacan los resultados al buen tiempo, a la Champions y a Cataluña

La fiesta seguirá celebrando ediciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris