Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Motivos de preocupación

Pedro Serrano Martínez (Valladolid)
Redacción
lunes, 4 de diciembre de 2006, 21:56 h (CET)
Los ciudadanos tenemos motivos para estar preocupados. La corrupción ya casi generalizada en diferentes corporaciones municipales y, el fraude fiscal de empresas sin escrúpulos, son dos ejemplos del grado de deterioro y de insolidaridad que está minando la credibilidad de nuestro sistema democrático.

Algo está fallando en nuestra sociedad, cuando, mientras la riqueza se acumula en manos de unos pocos especuladores sin conciencia social ni ética, la pobreza aumenta de forma preocupante en las clases más humildes y desfavorecidas. ¿De que nos sirven a la mayoría de los ciudadanos los constantes anuncios estadísticos del buen ritmo de crecimiento de nuestra economía, si de esa riqueza que generamos solo se benefician una minoría de privilegiados? Todos cuantos cobramos una nomina –perfectamente controlada por el fisco– sabemos los años que llevamos acumulados de perdida de poder adquisitivo; mientras que los beneficios de algunos grupos empresariales aumenta año tras año de forma ofensiva e inmoral.

El Estado debe estar más vigilante par evitar el enriquecimiento ilícito y, los ciudadanos más reivindicativos por un reparto de la riqueza más justo y solidario; porque solo así, podremos asegurar una paz y justicia social dignas de un saludable sistema democrático.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris