Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Luces navideñas y otras luces

Nieves Fernández
Nieves Fernández
sábado, 2 de diciembre de 2006, 23:24 h (CET)
Llegamos a Madrid para ver la tan cacareada iluminación navideña. Enseguida nos sorprendieron esas formas geométricas tan originales que transforman a la capital de España de este año: Copos de nieve, nubes, rayos de luz, flores de pasión, alfombras siderales, láminas de lucecitas destellantes y, curiosamente, cada vez menos imágenes clásicamente navideñas. En pocas palabras, una ciudad gigantesca de cuento, de arte y de diseño; de ahí que resulte una gozada pasear y visitar la urbe bajo esas cascadas blancas de luminosidad, sobre todo si te acompañan, iluminándose al mismo tiempo, un par de ojos infantiles.

Claro está que todos esos focos compiten con las luces de los grandes almacenes, esos edificios magníficamente decorados a los que se les quiere subir a los altares con el sobrenombre de santos. Así cuando llega una fiesta al almacén de nombre anglosajón por todos conocido, se le apoda de santo en esta secularización ya generalizada de toda tradición católica.

Porque, ¿a quién o a qué iluminarán las luces de Navidad de cada año? Me cuestiono esto como podría cuestionarme cualquier otro tópico de esos que te hacen pensar que las navidades que tenemos son las que nos merecemos y no otras. Si a mediados de noviembre ya son noticia televisivamente hablando las luces navideñas, intuyo que el espíritu navideño aún nos queda muy lejos, se pongan como se pongan los presentadores de los informativos o los políticos de turno municipales encargados de iluminar sus ciudades, es como si quisieran iluminar en un mes lo que no se pueden permitir iluminar en un año en la ciudad de su gestión.

Y es que en noviembre, fecha elegida para la inauguración de una precoz Navidad, aún queda mucho todavía para las fiestas aunque los comercios y los grandes almacenes nos metan los adornos y la machacona decoración por los ojos y hasta por los oídos.

Desde luego lo que no hay en noviembre, salvando la fiesta de los Santos con su negocio florido de primeros de mes, son fiestas comerciales y consumistas. Por eso las inventamos con este descarado adelanto. Y como además incluso desde las asociaciones de consumidores nos aconsejan adelantar las compras para evitar prisas y abusos, creo que hasta tengo una respuesta para la pregunta anterior de a quién iluminarán las luces de Navidad:  Las luces de Navidad no iluminan las calles ni el espíritu navideño sino los locales comerciales, aunque en los hogares nos suban el recibo de la luz hasta la multa o haya edificios y  barrios que se encuentren mal iluminados, no ya en Navidad sino en todas las épocas del año.

Sin embargo, mal irá un lugar sea grande o pequeño si no queda iluminado en fiestas, hasta nos recreamos con la polémica de si hay comerciantes poco solidarios por cierto muy mal iluminados, o de que los ayuntamientos no se esfuerzan todo lo debido.

En cualquier caso, llegadas estas fechas siempre es un contraste Madrid, esa ciudad iluminada en exceso por el centro y a media luz por las afueras, y para mayor contraste en este orden de luces están las otras luces, las de las máquinas trabajando a destajo, con operarios iluminados no por la luz diurna, sino por grandes focos que apuestan por quitarle al sol su soberanía, mientras los coches, también con sus luces, atraviesan un Madrid continuamente en obras, un Madrid hueco cargado de sorpresas pero a todas luces muy iluminado.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris