Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   OPINIÓN   -   Sección:  

El tilín del corazón contra el mundo actual

Jorge Badenes
Redacción
jueves, 30 de noviembre de 2006, 23:00 h (CET)
Algunas personas afirman sentir mariposas revoloteando por dentro de su cuerpo sin dirección ni sentido. Otras creen que se trata de una carrera de hormigas que suben y bajan, bajan y suben, haciéndoles cosquillas. Hay quién de estas cosas no comenta nada pero se le nota que está como atontado, porque todo le parece bien. Y hay incluso a quien le duele físicamente.

Tantas y tan diferentes expresiones de ese extraño fenómeno tan imprevisible que es “el tilín del corazón”.

¿Cuándo llega?, ¿qué momento es el mejor?, ¿se instala un tiempo o se va rápidamente?, ¿tiene explicación científica?, ¿cuántas veces lo puedes experimentar en tu vida?. ¿vale la pena esperarlo o mejor no?. ¿a qué sabe?.
Estas y muchas más preguntas, alguna vez en la vida, inconscientemente, nos las hemos planteado, y no hay que buscar una respuesta lógica porque no la tiene: el amor es tan inesperado que a veces sucede sin más; disfrútalo.

No avisa cuando llega. Diferente es cuando se va.
Solo te diré que si te pensabas que tenías una vida estable, ordenada, tranquila, sin advertir esto, el amor viene a tambalear todo eso por completo:
Te cambia las costumbres adquiridas.
Te despierta las pasiones a veces ocultas.
Te golpea en el centro del meollo.
Y te hipnotiza sin preguntar.
¿Sin preguntar qué?.
Sin preguntar si ese momento en tu vida era un buen momento.

Los años le llevan a uno a pensar, a llegar a la maravillosa por ser tan obvia conclusión que cualquier instante es el idóneo para que esto suceda siempre que se den estas dos circunstancias:

Ambos sientan lo mismo el uno por el otro.
Ambos remen hacia la misma dirección y sentido con la misma intensidad.

Y el amor se basa en la confianza, el respeto, la sinceridad, el cariño, etc... valores que si carecemos de ellos mejor no liar a nadie.
Porque si decidimos liarnos, como su propio nombre indica, nos liamos, y algo liado es eso que se sujeta mutuamente: si se cae, se cae a la vez y si permanece, permanece junto.

Pero no se que me dice que a este Mundo le pasa algo, que está liado pero en otro sentido. ¿Quién tiene la culpa?. ¿Quién lo puede desliar?.

Noto yo como que las cosas están cambiando porque hubo épocas en las que por todos los rincones del Planeta se palpaba el amor.
Eran tiempos muy distintos a los que ahora vivimos; eran tiempos en los que la gente luchaba por ideales fantásticos; eran tiempos en los que la razón había abdicado ante el corazón, y ahora solo hay que ver los titulares de las noticias de cada día: guerras, corrupción, violencia, etc.

Y parece que el amor está sucumbiendo a la tiranía de quienes no son capaces de mostrar ni un ápice de él.
Pero nosotros no podemos permanecer inmóviles ante esto.
No podemos permitir que la gente ya no se bese por las calles, que no vayan de la mano paseando, que no se vean fuertes e intensos abrazos allí por dónde vayamos.
Por qué seguimos siendo personas con ganas de amar, ¿no?.

Y si el amor es una de las más bonitas sensaciones que un ser humano puede sentir a lo largo de su vida, ¿por qué la gente se empeña en cargárselo?.
¿No somos conscientes de que puede tardar en volver a venir el tilín del corazón?. ¿No somos conscientes de que puede que no vuelva?.

Las evidencias no se pueden ocultar, y algo está fallando.
¡Pero ya está bien!.
Nosotros somos los encargados de transmitirle a esa persona que tenemos al lado que el amor tiene que prevalecer por encima de cualquier cosa, y que si tenemos la posibilidad de realizar alguna, por ínfima que sea, representación que ensalce al amor, no debemos dudar, de esto no.

Hay que hacerlo por nosotros, pero también por los que nos anteceden y por los que nos preceden, para que nadie olvide que todavía, y aun yendo las cosas mal a nuestro alrededor, en este Mundo sigue habiendo gente que decidió escuchar al tilín de su corazón y actuar como tal.

Noticias relacionadas

De Guindos niega que la sombra de la financiación ilegal ponga en riesgo al Gobierno

Sostiene que la publicación de los papeles no afectará a España en los mercados

Solana espera que la trama Bárcenas no haga caer al Gobierno

El exministro socialista es partidario de que se produzcan dimisiones cuando hayan imputaciones

Rajoy abandona la cumbre europea sin articular palabra sobre Bárcenas

Ha pedido esperar a la rueda de prensa posterior al Consejo europeo

El estado de salud de Mandela es "crítico"

Los médicos califican de falsa las noticias de un supuesto infarto

El Gobierno reabre la plaza Taksim tras el violento desalojo

La Policía impide todavía el tráfico rodado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris