Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

¡Y tú más!

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
jueves, 30 de noviembre de 2006, 23:33 h (CET)
Parece que en este país únicamente existen dos partidos políticos. Un día sí y otro también están a la greña en un intento de demostrar a la ciudadanía que el otro es más corrupto que uno mismo. Esto se parece al principio jurídico de justicia distributiva recogido en la Ley de Talión.

Si un partido saca un video, el otro elabora un trabajo parecido y más duro. Si aparece un caso de corrupción inmobiliaria con implicación de algún miembro de un partido, inmediatamente se pone a funcionar la maquinaria del otro partido para buscar un caso más ampuloso. No hay opinión del Gobierno que no tenga su correspondiente respuesta y viceversa. Es el cuento de nunca acabar. Y como ningún partido quiere quedar por debajo de otro, no tardarán en salir el video de Lasa y Zabala, el chivatazo a la maquinaria de extorsión de ETA, las secuencias grabadas en el cuartelillo de Intxaurrondo,… ¡Lo que nos queda por ver de aquí a las elecciones de 2007!

La pregunta inmediata es qué se consigue con esa actitud. Pues, ante todo, no se consigue nada positivo; pero sí demuestran los partidos ‘litigantes’ lo que hasta el momento solo eran sospechas: la utilización de medios detestables y ‘barriobajeros’ como si formaran parte de la camorra napolitana, su incapacidad para trabajar al unísono en temas de Estado, el hazmerreír para la ciudadanía, el logro de la división social anhelada por el entorno etarra y, por no seguir con una larga cita, la necesidad de una regeneración de los dos partidos democráticos mayoritarios, excesivamente desgastados, erróneamente crispados y penosamente aturdidos.

Con los enfrentamientos bipartidistas quien gana es ETA, batasuna y los ‘borrokas’. La consecuencia de esa discusión permanente es el envalentonamiento de batasuna en la calle, los atropellos de la ‘Kale borroka’ en las tres provincias vascongadas y la amenaza de ETA de “estar presente en las próximas elecciones de 2007 en Euskadi y en Navarra, y en las presidenciales y legislativas de Francia”. Es justamente en esta afirmación donde se centra la preocupación de la ciudadanía, porque no sabe si esa presencia será en forma de partido legalizado o es que pretende estar presente en el proceso electoral como lo estuvo el terrorismo islámico en las últimas elecciones generales.

ETA quiere dar a entender que manda en el proceso: por un lado pide al Gobierno francés que “paralice los procesos judiciales” y, por otro, habla de agresiones de la Justicia y la policía española a la izquierda abertzale. ETA no escucha, pero pretende que se le escuche. El Estado de Derecho está por encima de las tonterías que a diario publica la banda en los medios de comunicación. Ya no hay excusa para que el Gobierno siga con ‘paños calientes’: las alimañas son los que son y no vale seguir dando vueltas con la noria, salvo que se quiera marear al burro.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris