Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cartas al director  

El coronavirus y la divina misericordia

Jaime Fomperosa, Santander
Lectores
@DiarioSigloXXI
sábado, 28 de marzo de 2020, 10:27 h (CET)

El coronavirus ha sembrado el pánico, el terror, la inquietud en todo el mundo, pero ¿Quién ha provocado esta situación? Sin duda alguna Satanás, el príncipe de este mundo, por que sabe que le queda poco tiempo. El Papa san Juan Pablo II, estableció la festividad de la Divina Misericordia, por las revelaciones que había recibido una monja también polaca, Faustina Kowalska. Quiero recordar brevemente alguno de los mensajes transmitidos por Cristo a dicha monja. “Las llamas de la Misericordia me abrasan. Quisiera verterlas sobre las almas humanas. ¡Grande es el dolor que me aflige cuando ellas no vienen a recibirla! ¡Yo soy el Amor y la Misericordia! ¡Habla a todo el mundo de Mi Misericordia. Pinta un cuadro según el modelo que ves, y escribe debajo: Jesús en Ti confío. Yo prometo al que venere esta imagen de la Misericordia, que no se perderá. Los rayos de luz que ves en la imagen representan la sangre, y el agua que brotaron de mi corazón cuando fue abierto por la lanza en la cruz. Feliz será el que viva a la sombra de estos rayos, ya que la mano de la justicia divina no llegará a tocarlo. Yo protegeré las casas y ciudades en donde se encuentre y venere esta imagen. Que nadie tema acercarse a Mi, aun cuando sus culpas fuesen las más atroces Derramaré todo el océano de mis gracias sobre las almas que se acerquen a mi Misericordia. El mundo no hallará paz hasta que acuda con confianza a Mi Misericordia”. ¿Tienes temor, has perdido la paz? Ya sabes dónde puedes recuperarla, acudiendo confiadamente a la Misericordia de Cristo, que permanece clavado en la Cruz por que te ama. Le has costado mucho sufrimiento, dolor, angustia y no quiere que te condenes. De ti depende, no hay nadie más que pueda darte la paz y la salvación. “Jesús, en Ti confío”

Comentarios
Nelson Maidana 02/may/20    05:24 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Qué hacemos con los ancianos?

”Aun en la vejez y las canas, oh Dios, no me desampares” (Salmo 71:18)

​El Espíritu Santo y las Bienaventuranzas

Jaume Catalán Díaz, Girona

​Dinamitar la reforma laboral

Valentín Abelenda Carrillo, Girona

​Hacen falta acciones

Juan García, Cáceres

​Derecho que debe ser ejercido con responsabilidad

Xus D Madrid, Girona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris