Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

¡Que no se entera...!

Pascual Falces
Pascual Falces
miércoles, 29 de noviembre de 2006, 23:21 h (CET)
El Presidente Bush, sigue en sus trece de negar que Irak esté sumido en una sangrienta guerra civil. ¿Qué sabrá este hombre de lo que es una conflagración civil? No hay día sin noticias de atentados con víctimas mortales. Con sus declaraciones parece empeñarse en dar la razón a cuantos chistes se hacen y han hecho acerca él, y a los vídeos y caricaturas que pueblan Internet. Es evidente que cuando le han asesorado, “mete la pata”, y cuando le dejan solito frente a una cámara o un micro: “hasta el corvejón”... Su último mandato ya está en la mitad final y con cambios trascendentales como el de haber tirado por borda a su Secretario Rumsfeld, de nefasto recuerdo, y, -para su pesadilla-, tener que gobernar con ambas cámaras legislativas en manos de la oposición. Con tranquilidad, ésta, prepara su camino hacia las estancias presidenciales de la Casablanca, sin que tampoco ese cambio sea augurio de días felices para el mundo.

Desde la objetividad de observar a distancia, cualquier espectador ajeno a intereses o alianzas ha comprendido, desde el inicio, que en Iraq se metió en una “guerra equivocada”, y que ha quemado, si algo de justificado tiene, la estrategia de guerras “preventivas”. A menos que los auténticos intereses hayan permanecido ocultos, y que la otra cara de la moneda de esta tragedia, sea una victoria también oculta. Puede ser que haya un balance clandestino que le sea favorable, pero a juzgar por la caída de los líderes republicanos en EE.UU. es muy poco probable. Nunca ha estado tan bajo, por otra parte, el prestigio del país con el ejército-más-poderoso-del-mundo.

Con la idea de hacer justicia “tirando bombas” ha dejado claro, que, al menos, es un craso error. La tiranía y los crímenes de Sadam, no han sido “pacificados” por la presencia de un ejército invasor. Los problemas entre la población iraquí persisten agudizados por el constante ajuste de cuentas entre las facciones irreconciliables, y el terrorismo nacido a la sombra del desastre que sustituyó a la criminal política del sentenciado a la horca. ¿Será positiva la cuenta de resultados del petróleo? Esas cuentas no se conocen. Sí que se sabe la de los miles de ciudadanos acribillados entre ellos mismos, o como represalia contra la “insurgencia”. ¿Cuál? A la misteriosa Al-Quaeda se le echan las culpas del deterioro... más, como se dice, “siempre es bueno que haya chicos para echarles la culpa”.

El fantasma del pantanoso Vietnam parece no ser sólo un pronóstico de maliciosos, sino algo que ha tomado cuerpo, y hace cada día más incómoda la presencia norteamericana en ese lugar cuna de la Historia. Una aventura iniciada saltándose “a la torera” el criterio del Consejo de Seguridad de la ONU, y, a pesar de que en su afán de zafarse de la responsabilidad que con ello adquirió, intente pasar la patata caliente a manos internacionales, no se soluciona con ese encargo. La OTAN, que, incomprensiblemente, se ha responsabilizado de Afganistán, no parece dispuesta a asumir este nuevo conflicto.

El Secretario General de la ONU -persona “non grata” para Bush-, finaliza su mandato en el mes próximo. Ha reconocido que la incapacidad del Consejo de Seguridad para impedir la invasión de la coalición liderada por Estados Unidos ha sido el mayor pesar de sus diez años como responsable de la organización. También ha señalado, coincidiendo con el sentir de los observadores internacionales, que los EE.UU. están atrapados en Iraq: “Ni pueden permanecer, ni pueden irse”. ¿Se ha enterado Bush donde está metido de hoz y coz?

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris