Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   El arte de la guerra   -   Sección:   Opinión

Las mentiras se pagan en las urnas

Santi Benítez
Santi Benítez
miércoles, 29 de noviembre de 2006, 23:21 h (CET)
Es evidente que cuando se escribe, sobre todo en el caso de los columnistas, dando la opinión sobre según que cosas, se suele intentar tener cierto tacto, e incluso condescendencia, ante expresiones cívicas que, aunque no compartamos, merecen el respeto de nuestras plumas, bolígrafos y teclados. Sin embargo, y lo digo con todas las palabras, que Irene Villa vaya a una manifestación que ensalza la más absoluta demagogia de cuatro pelagatos enardecidos por un partido político que ya no sabe que hacer para meter ruido y salir en una foto que no sea por meter la pata, no significa que me tenga que callar. O lo que es lo mismo, ella se merece todo mi respeto por lo que representa y significa; la cantidad de inocentes que han sufrido a manos de asesinos que merecen, sin duda alguna, la cárcel y el peso más riguroso de la ley sobre sus costillas sin contemplaciones de ningún tipo. Pero ese respeto, que amor no quita conocimiento, no significa que no me ría cuando Irene villa dice que la AVT (Asociación de Víctimas del Terrorismo) no es afín al PP. Llegado el caso no puedo dejar de ver el evidente paralelismo existente entre una organización que representa a cuatro pelagatos y que quiere influir de manera decisiva en el proceso de desaparición de ETA, aunque no tenga nada que ver con ello, por muy gritones que sean - y me estoy refiriendo a batatasuna, aunque todos ustedes pensaban en Alcaraz y su asociación, ¿Verdad? Por algo será-, y la AVT. Y ese paralelismo, perdona que te lo diga, Irene, es vergonzoso para la democracia, para inmensa mayoría de los ciudadanos e incluso para ustedes como víctimas. Sino explícame, Irene, ¿Por qué en la misma manifestación intentaste desmarcarte en tus declaraciones de la presencia del PP? No te preocupes, yo no estuve allí y también me da vergüenza ajena que porque Esperanza "no llego a fin de mes" caminó un rato con ustedes 130.000 personas fueron convertidas en 1.300.000. ¿O no es vergonzoso que una manifestación sobre lo que cierto sector de las víctimas de ETA siente sea convertido en un acto electoral del PP por vuestro propio presidente, Alcaraz, cuando al final se permite la demagogia de hablar del 11-M? ¿A quién se pretende engañar? Y la culpa de eso, perdona que te lo diga, Irene, la tenéis vosotros que se lo permitís.

Capítulo aparte hay que hacer con las declaraciones de María San Gil. Decir que las voces de la manifestación no son las de un partido, sino que representan "el sentido común, la dignidad y la voluntad de la democracia de derrotar el terrorismo", no sólo es que sea demagógico, es que es penoso viniendo de un político que apela a no sé que respaldo moral para ejercer de ello, no así al respaldo de las urnas en el país vasco. Y no estoy diciendo que ser del PP en Euskadi no sea jodido, lo que digo es que eso no habilita para otorgarse la capacidad para hablar en nombre de otros que no sean aquellos que les respaldan en las urnas - y los números de los votos del PP en el país vasco son públicos, no me invento nada-.

Bajo mi punto de vista, a estas alturas de la película, creo que es hora de hablar claro. Durante esta tregua de ETA, sin duda una de las más prometedoras para encarar su fin, el PP se ha marcado tres manifestaciones contra el proceso de paz en el país vasco, y digo el PP porque no sé a quien quiere engañar Alcaraz hablando de la independencia política de su asociación. Si el PP no quiere la paz en Euskadi, sino quiere que ETA desaparezca, sea por la razón que sea, que lo diga claro. No vale eso de que se pida limitar la lucha contra esta organización mafiosa a los tribunales y las fuerzas de seguridad del Estado, que, por otra parte, no han dejado de trabajar en esa dirección por mucha tregua que haya, y eso también es demostrable con números y sentencias. No ha habido acercamiento de presos al país vasco, y la colaboración con los homólogos franceses en la lucha antiterrorista está a unos niveles que jamás existieron con anterioridad. Todo esto son hechos, así que sólo queda que respondan con claridad, sin ambajes ni francachelas, ¿No quieren la paz en Euskadi? ¿No quieren que ETA desaparezca? Y no sirve eso de contestar con un "Sí, pero...", porque los peros que le ponen, normalmente, se contradicen con los hechos y su propio pasado cercano - que tan lejos no queda el 98-. Así que sí, o no. Si es sí deberían dejar claro el porqué de estar continuamente torpedeando el proceso, cosa que jamás ha ocurrido políticamente en este país cuando oportunidades incluso menos esperanzadoras que esta se han presentado, en contra de los intereses de todos los españoles, incluidas las víctimas del terrorismo, primeras interesadas, imagino, en que no se produzcan más, y, por supuesto, los vascos. Yo no le encuentro otra explicación que intentar convertir este empecinamiento en la punta de lanza de su campaña electoral, cosa lógica teniendo en cuenta que no tienen ni programa ni visos de tenerlo. Y si es no, pues tengan redaños en decirlo a las claras, dejen de esconderse tras asociaciones. Hablen claro. Eso si, luego aténganse a las consecuencias, porque, y creo que ya lo he dicho en alguna ocasión, eso de tender a pensar que el electorado es imbécil pasa factura, aunque claro, los hay que no aprenden nunca.

José Mari, te lo tengo que decir o reviento, jamás he sentido tanta vergüenza ajena como cuando te he visto hacer el ridículo intentando contestar a tus propias imágenes del vídeo "La otra tregua". No hay mayor idiotez que intentar negar que el que aparece en la pantalla es uno mismo - con menos pelo a lo hippy, eso sí-, o que la voz que habla de intentar todo lo posible por llegar a la paz, aunque en aquel momento se siguiera asesinando gente o quemando cajeros, ahora, que no se está asesinando a nadie y la quema de cajeros se ha convertido en algo anecdótico, resulta que dice que es una equivocación. Las mentiras de tu mandato siguen siendo las mentiras de tu futuro. Ya digo, los hay que no aprenden nunca.

Suena de fondo "Libertad sin ira", de Jarcha.

Buenas noches, y buena suerte.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris