Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La libertad de conciliación de las mujeres

Pilar Pérez (Pamplona)
Redacción
miércoles, 29 de noviembre de 2006, 01:49 h (CET)
Raro es el día en que no aparece en los medios la conciliación de las mujeres como un bien para las empresas y para la humanidad entera... Hay que reconciliar, trabajo y familia, empresas y tiempo de ocio, vida familiar y personal, hombres y mujeres y cositas asi...

¿Y no será que lo de "la conciliación obligatoria fuera del hogar", como dogma de fe, es dificil para algunas y algunos de encajar?. Hay muchas mujeres que concilian Familia y Hogar sin mayor problema que el de la discriminación que se les hace desde muchos frentes (el frente económico entre otros).

Incluso muchas de ellas son madres de varios hijos a los que no sólo engendran, sino que además educan día a día con su ejemplo y su presencia, con su acompañamiento continuo en sus diversas etapas de desarrollo.

Está muy bien que las empresas quieran madres, pero sería mucho mejor que las madres pudieran elegir donde realizarse con libertad. ¿Está mal que quieran dedicarse en plenitud, y dar lo mejor de si mismas a sus familias? ¿O es tal vez lo mejor para los hijos y dependientes? ¿O es indiferente?

Está muy bien que las empresas ayuden a la división del trabajo doméstico, incluso que se establezcan cuotas de reparto doméstico desde ellas, pero creo que sería mejor que las protagonistas del asunto, las familias, se planifiquen como prefieran, que sean ellas las que decidan los mejores horarios y la mayor o menor implicación, supongo que pensando en el bien de los hijos, de los dependientes etc... porque esa es su mejor empresa.

Esto de imponer modelos de comportamiento únicos empieza a oler mal, sean personales o colectivos. Que cada familia se organice como quiera, y si hay madres profesionales que quieren dedicarse a su familia, que no tienen que reconciliarse con nadie ni con nada, ni quieren medias jornadas ni medias vidas.... pues supongo que tambien tienen sus derechos y me gustaría verlos reflejados al menos de vez en cuando. Mientras se las siga ignorando la conciliación es una verdadera imposición que no podemos aceptar.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris