Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

No estáis solos

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 28 de noviembre de 2006, 02:38 h (CET)
Cinco de la tarde y en la capital de España no para de llover con intensidad. Sin embargo, ajena al chaparrón y pertrechada por paraguas, chubasqueros, botas de lluvia y banderas con la enseña nacional, una multitud procedente de todos los rincones de la vieja y exhausta nación española, formada por hombres, mujeres y niños -familias enteras-, jóvenes y ancianos, de toda condición, avanza con paso firme, inundando con su presencia calles y plazas, en dirección a López de Hoyos. Un grito unánime resuena como un clamor: “Rendición en mi nombre, no”.

Los hombres y mujeres que colaboran como voluntarios en la organización –muchos se apuntaron vía Internet- pueden estar tranquilos. En esta manifestación no habrá barricadas, no se quemarán contenedores, no se apedrearán sedes de partidos políticos, restaurantes de comida rápida, ni sucursales bancarias. No se prenderá fuego a ningún autobús ni a ningún cajero automático. No se intentará quemar vivo a ningún policía municipal.

Es ésta una manifestación pacífica de verdad. El civismo de los asistentes vuelve a quedar, por quinta, sexta o séptima vez –yo ya he perdido la cuenta-, de manifiesto. Quienes se manifiestan son personas de paz que exigen Libertad. Y Justicia. Y Memoria. Y Dignidad.

La solidaridad para con los que han sufrido la zarpa del terrorismo, etarra o islamista –“Queremos saber” fue otro de los lemas más coreados. Había peones negros por doquier-, verdaderos héroes de la libertad y referentes éticos de la democracia española, resuena por todo Madrid. Imposible no escucharlo. Son los aplausos de los miles de viandantes que han tomado las aceras de la calle Velázquez y sus aledaños desde primeras horas de la tarde. Y es que por delante de ellos, emocionadas, marchan las víctimas del terrorismo. Cada paso que avanzan supone el aplauso de miles de personas. “No estáis solos”, les gritan.

Es la rebelión cívica. Y, como bien pronosticaba el valiente presidente de la AVT, es imparable. Más de un millón de personas –muchos votantes socialistas-, por mucho que la Delegación del Gobierno se empeñe en dar una ridícula cifra exacta que rebaja de forma increíble la asistencia, se volvieron a dar cita en Madrid en la marcha más numerosa de cuantas hasta ahora se han convocado. Y eso que todas han sido increíbles.

Una segunda cabecera estaba encabezada por los políticos que se han querido sumar a la convocatoria. Y, lamentablemente, una vez más, sólo el Partido Popular ha querido salir a manifestarse con la AVT. El PP y la siempre valiente Gotzone Mora, ejemplo ético de lo que debería ser el partido socialista si fuera de verdad socialista, obrero y español y no una conjunción de intereses de parásitos sin dignidad, dispuestos a entregar y a renunciar a lo que haga falta con tal de chupar del bote del contribuyente ad eternum.

Hoy, cuando estas líneas salgan publicadas, seguro que desde los aledaños gubernamentales ya se ha tildado a este millón largo de personas –que representan, sin duda, el sentir de muchos millones. De la inmensa mayoría de los españoles- de una especie de idiotas politizados que no saben hacer otra cosa más que seguidismo del PP. Porque según esos que insultan y afrentan a las víctimas y se deshacen en comprensión hacia sus verdugos; esos de los “espontáneos” asaltos a las sedes del PP el 13 de marzo o de las manifestaciones del “No a la Guerra” o del “Nunca Mais”, las manifestaciones que convoca la asociación que engloba al noventa por cien de las víctimas están politizadas (como si las víctimas, ciudadanos, no fueran sujeto político como cualquiera y debieran resignarse al papel de "dar pena y no molestar mucho").

Las manifestaciones delincuescentes de los batasunos deben ser manifestaciones de la paz de ZP. Allí no se miden los decibelios emitidos por los “pacifistas” amigos de Txapote. Tampoco sale José Blanco a arremeter contra los participantes en esas orgías de destrucción y apología de la violencia. ZP ha dicho, refiriéndose a las víctimas y a los ciudadanos que han salido a manifestarse en contra de la rendición de su gobierno ante ETA, que “no nos van a torcer en nuestra voluntad de intentarlo”. Pues la rebelión cívica continuará. Estoy segura. Porque no nos vamos a rendir. No nos va a rendir.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris