Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A Aro pasado   -   Sección:  

Lo que la verdad esconde

Antonio Martín
Antonio Martín
martes, 28 de noviembre de 2006, 02:50 h (CET)
Qué distinta es a veces la verdad de las cosas a la realidad que esconden. En algunos casos, hay un mundo de distancia entre una y otra. Hoy, el aficionado al fútbol, que sin haber visto el encuentro de Mestalla de ayer, se encuentre en los periódicos la victoria del conjunto de Fabio Capello mientras se toma su café mañanero, podría pensar: "vaya, gran victoria, tiene mérito". Y en parte llevará razón, porque tiene mucho mérito conseguir tres puntos de forma tan paupérrima.

Es demasiado triste ver a este equipo. Es doloroso pagar por ver lo que ofrece. Capello, seguro, estará contento. Su sistema de juego está dando sus frutos mientras condena el juego históricamente ofensivo y de calidad de su equipo al más oscuro de los ostracismos. La verdad: tres puntos más para su equipo. La realidad: jugando así no se va a ninguna parte.

Otra dolorosa realidad es la que esconde el equipo de baloncesto del Barcelona. La verdad es que su bagaje europeo es inmaculado. Que tiene un presupuesto de 22 millones de euros. Que su plantilla, hombre por hombre, resulta excelsa. La realidad es que en Liga no se come un colín; que muchos de sus jugadores disfrutan de un sueldo que no merecen; que otros tantos no soportan al entrenador, el montenegrino Dusko Ivanovic, y el más grave: que con tanta calidad de que dispone, el propio Ivanovic es incapaz de formar un conjunto competitivo capaz de hacer frente a tantas competiciones sin bajar el pistón en ninguna de ellas.

La irregularidad es el problema que se le podría atribuir al Madrid de baloncesto, por su trayecto hasta ahora en Europa; lo que ocurre es que lo suyo no resulta tan preocupante. En la ULEB, se clasifican cuatros equipos y a buen seguro no tendrán problemas para acceder a la siguiente fase. El Barcelona es décimo en Liga, empatado a victorias con el decimocuarto, el Pamesa Valencia, y restan por delante siete jornadas para saber qué equipos disputarán la Copa del Rey. El calendario azulgrana depara encuentros frente a Unicaja y DKV, por ejemplo.

Otro dato curioso: el Granada de baloncesto cuajó ayer, frente al Bruesa, un partido muy discreto, por no decir directamente malo. La verdad es que su jugador estrella, el pívot estadounidense Curtis Borchardt, acabó con 18 puntos y 17 rebotes para una valoración total de 40. La realidad es que sus compañeros sólo aportaron 3 puntos más de valoración. A ver si nos vamos enterando, que lo que se destila esta temporada... es el E-QUI-PO.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris