Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
16º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Música
Etiquetas:   Coronavirus   Entrevista   Rock  

"Electric Xandra", una nueva leona en el rock

Entrevista a "Electric Bang", en preparación de su primer EP
Ángel Padilla
martes, 17 de marzo de 2020, 18:52 h (CET)


Afincados en Madrid, Electric Bang es una banda de Hard Rock que empieza su andadura con paso muy fuerte. Xandra, su frontgirl, nos concede una entrevista, en este marco viral mundial.

Como mucha de la gente que ahora comienza a aproximarse a vosotros, conoceros y admirar vuestra fuerza y autenticidad, os conocí a través de la visualización y escucha, admirada, de vuestro single Save My Soul. ¿En qué os inspirasteis para crear ese temazo?


Muchas gracias de corazón, me alegra que te haya gustado tanto. Sinceramente, para nosotros también es un temazo, nuestra primera creación, nuestro buque insignia. Es un tema hardrockero, pero con un sonido fresco y diferente, muy comercial, con tintes de blues, muchos detalles y dinámicas, cambios de ritmo, con mucha fuerza y un estribillo pegadizo. La verdad es que ha tenido muy buena acogida en general, incluso gente a la que no les va demasiado el rock nos ha dicho que les gusta mucho. Estamos muy contentos y orgullosos de esta composición. La letra cuenta cómo a veces nos sentimos en el fondo del pozo más profundo y nos anima a no rendirnos, a crear una revolución interna, sacando fuerzas de donde no las haya, para salir de esa oscuridad y poder continuar hacia delante, logrando así salvar el alma. Puede aplicarse a infinidad de malas situaciones personales a las que muchos nos enfrentamos en algún momento de nuestras vidas: maltrato, depresión, ansiedad, desamor, soledad…

Si tuviéramos que ponerle un ritmo, un tono musical, a la situación mundial con la pandemia que vivimos ¿cuál sería? ¿Qué letra le pondríamos? O ¿qué título?


En primer lugar, muchas gracias por tus palabras en nombre de mis compañeros y en el mío propio, y por darnos esta oportunidad de visibilidad en forma de entrevista, todo un honor.


Para mí, una de las bandas sonoras ideales para esta pandemia es una canción que me tuvo un tiempo enganchada y todavía me encanta: “Virus”, de Iron Maiden, cuando Blaze Bayley era su vocalista (a mí particularmente me gustaba mucho). Es una canción protesta que habla de un virus mundial que amenaza a la humanidad, pero con doble sentido y juegos de palabras, que destruye mentes y crea una enfermedad social y que, como siempre, acabamos pagando las consecuencias los de la base de la pirámide de la sociedad, los de arriba se ríen de nosotros y nos manejan a su antojo… Para mí representa muy bien la cara oculta de esta pandemia que, espero, algún día salga a la luz. Llámame “conspiranoica”, pero veo demasiadas casualidades y coincidencias con el nacimiento de este virus y la lucha entre las principales potencias mundiales, USA y China, pero este es otro tema del que podríamos hablar largo y tendido tomándonos un café cuando acabe nuestro confinamiento.

Desde tu cuenta de facebook pudimos ver cómo lamentabas que la gente protestase respecto a que "los de Madrid" están viajando desde la capital a los lugares de costa, cuando en realidad son sólo un puñado de irresponsables en comparación con la mayor parte de la población, que respeta y realiza adecuadamente el periodo de cuarentena.


Sinceramente, no me apetecía crear polémica en la situación en la que nos encontramos, que bastante ya tenemos y los nervios están a flor de piel, pero soy muy visceral, no puedo con las injusticias y, después de haber leído muchos comentarios xenófobos, vejatorios y discriminatorios, no pude contenerme y escribí un post en mi perfil personal de Facebook en el que traslado mi enfado por los ataques generalizados a todos los madrileños sin excepción, sólo porque algunos estuvieran comportándose tan irresponsablemente ante las recomendaciones para no propagar el virus por otras zonas. Afortunadamente, la mayor parte sí somos responsables, yo particularmente llevo encerrada en casa desde el martes por la tarde con mi niña, ambas estamos trabajando desde casa desde el miércoles pasado y sólo salí un rato al supermercado para comprar cosas que realmente necesitaba (entre las que se incluía papel higiénico y por supuesto volví a casa sin él, esto por quitar un poco de hierro al asunto…). Los madrileños responsables somos los primeros que hemos reprochado a los que no lo son. En mi post además explico que no todos los que salieron este fin de semana eran madrileños, muchos son de otras provincias que estaban estudiando y/o trabajando en Madrid y se volvieron tan alegremente a sus hogares. Y que en muchas otras provincias seguía la gente tan contenta en las playas, bares y terracitas, tomando sus cervezas con aceitunas, cuando en Madrid ya se habían cerrado prácticamente todos los locales de ocio y restauración, o aglomerándose en los supermercados comprando compulsivamente como si no hubiera un mañana. He leído ataques muy graves como que la península ibérica debería ser un donut y comentarios radicales que fomentan un odio irracional hacia Madrid y todos los madrileños. No se nos puede meter a todos en el mismo saco, tontos hay en todas partes. Gente de otras provincias se escudan en que ellos han sido mofa durante toda la vida y que por una vez les parecía bien que lo fuésemos los madrileños, pero no, no se lo compro, esto no es un chiste ni una mofa, nos han acusando de algo muy grave y serio, de “propagar la muerte” como he llegado a leer… No podía consentirlo y tal cual lo expresé.

Abordo la temática del covid-19 porque, queramos o no, es un antes y un después, como otras situaciones relevantes que hemos sufrido. Mucho se ha parado. Tantos conciertos, eventos, se ha detenido la grabación de vuestro primer EP. ¿Ya tenéis título para él? ¿Qué canciones tenéis ya grabadas y/o qué esfera de argumento transitará?


Efectivamente, es una pena enorme, pero tenemos que concienciarnos de que la salud de todos es lo primero, ahora toca ser responsables y arrimar el hombro, empezando por nuestro gobierno. Esperamos que todo esto se acabe lo mejor y antes posible, que podamos retomar todos nuestras vidas y que el roto que nos deje se pueda zurcir fácil y rápidamente. Como bien apuntas, nos encontrábamos en plena grabación de nuestro primer EP y hemos tenido que hacer un paréntesis, pero en cuanto esto se acabe lo retomaremos con más ganas aún si cabe, por supuesto. El EP se compondrá de 5 temas inéditos en inglés, entre ellos, cómo no, nuestro primer single, “Save My Soul”. El EP se llamará “Get Me High”, el título de otro de los temas que se incluyen. Los temas abordados son muy variados, pero todos tratan sobre situaciones, estados de ánimo y etapas de la vida: amor, desamor, melancolía, alegría, el amor por la música… Los ritmos y estilos también son variados, desde una balada rockera hasta el tema más cañero que describe nuestro espíritu y esencia, y que no podía llevar otro nombre por título que el de nuestra banda, “Electric Bang”

Como música realizas actuaciones haciendo covers de los mejores temas del rock, cosa que no creo te cueste porque tu voz es sobresalientemente rockera, dotada de muchos registros y colores. Cuéntanos sobre esta experiencia.


Es otro proyecto que llevo en solitario como “Electric Xandra”, en aquellos locales más pequeños cuya logística no permite actuaciones de grupos numerosos. Hago covers de clásicos y muy conocidos temas del rock, pero también hay muchos temas del pop, soul y blues en mi repertorio, en inglés y en español, para todos los gustos y todos los públicos. Todo comenzó porque empecé a subir vídeos en mis redes cantando en acústico y varios locales y promotores empezaron a ponerse en contacto conmigo ofreciéndome bolos, y entonces me planteé llevar a cabo este proyecto en solitario, aunque soy madre trabajadora y divorciada y no me sobra el tiempo precisamente, mi amor y pasión por la música me puede.

Hablemos de feminismo. Tu banda ha participado en algún festival contra la violencia de género.


Sí, soy feminista y participo siempre que puedo en cualquier acto reivindicativo de esta índole, sobre todo si además está relacionado con mi mayor pasión, la música. Precisamente, los dos primeros conciertos de Electric Bang fueron en dos festivales benéficos organizados por la sala Excalibur, por la cura del cáncer infantil y contra la violencia de género.
A parte de conciertos solidarios, también he participado en el proyecto Rockin’ Ladies, que comenzó a manos de la gran fotógrafa Raquel García para dar visibilidad a las mujeres en el mundo del rock y del metal y se ha convertido en una gran asociación con mujeres músicas de toda España que no me puede gustar más y de la que estoy muy orgullosa.

Torno a la potencia de vuestra música. Guitarras pesadas, intención arrolladora y combinado con tu voz -de nuevo he de resaltarlo- tan poderosa y versátil. ¿Qué aportación queréis dar a la música hecha en rock hasta ahora, si esto es así? O acaso sencillamente queréis generar rock, rock del bueno, y vuestro sello quedará.


Muchísimas gracias por tus comentarios, se agradecen de corazón. Te pongo un poco en antecedentes… Electric Bang es un proyecto que llevaba mucho tiempo deseando llevar a cabo y por fin lo materialicé hace poco más de un año, con el propósito de crear algo fresco, novedoso y diferente, con composiciones propias que aunasen varias influencias del rock. La formación actual fue cerrada a mediados de 2019, con grandes músicos de largo recorrido en bandas locales y con diferentes influencias, lo que hace a Electric Bang una banda con un sonido diferente, derivado de la mezcla de estilos de sus integrantes, con una batería enérgica y con calidad de percusión (Lucho), un bajo con creatividad y diversidad en sus líneas (Jota), una guitarra con sonido contundente y gran habilidad para los solos (Julio) y una atípica voz femenina contralto, rasgada y poderosa (una servidora). Nuestros directos son una “explosión eléctrica”, haciendo honor al significado del nombre de la banda, con fuerza y energía de principio a fin. En el tiempo que llevamos juntos, hemos conseguido empastar a la perfección y crear un magnífico vínculo de creatividad y entendimiento musical y personal, que nos tiene inmersos actualmente en la grabación de nuestro primer EP que, como te comenté anteriormente, se compondrá de 5 temas inéditos. Componemos siempre en inglés, que es otro de los requisitos que quería cumplir para este proyecto, no sólo porque tanto a Julio (guitarrista) como a mí nos gusta componer en ese idioma, sino porque además pensamos que es una forma de abrirnos mejor al panorama internacional. Nuestras expectativas no son ambiciosas, realmente lo hacemos por placer y nuestra pasión por la música rock. En principio sólo queremos mostrar al mundo nuestro trabajo y que la gente disfrute de él (esperemos).

¿Han caído muchos bolos para vuestra banda con el parón que ha supuesto para todos la pandemia?


De momento, los conciertos que tenemos programados son para el 30 de mayo y otro por confirmar en junio, así que esperamos que para entonces toda esta pesadilla haya acabado y podamos llevarlos a cabo sin problema. No tanto es así para mi proyecto en solitario, para el que tengo 3 bolos confirmados, para los días 28 de marzo, 4 de abril y 25 de abril, que aún no sé si se podrán o no realizar, iremos informando según se vaya aconteciendo todo.

Retornada la normalidad, grabado el EP, ¿hay alguna hoja de ruta o todo es ir viendo cómo sale todo?


Pues teníamos pensado presentarlo en nuestro próximo concierto del 30 de mayo en la sala Rockville de Madrid, pero como hemos tenido que interrumpir la grabación, no creo que nos sea posible hacerlo, aunque si el concierto sale adelante, al menos presentaremos en directo los temas que lo componen. A partir de ahí iremos viendo cómo presentarlo, promocionarlo en medios, intentar hacer una gira presentación, etc.

Interesa tu figura. Las cantantes integrales -eres fundadora del grupo- como tú, del mundo duro del rock, sois -aunque me lo negases, humildemente, en la primera toma de contacto contigo- ejemplo para muchas y muchos. ¿Qué hay adentro del ígneo rugido de la leona que se escucha cuando cantas?


De verdad que no me considero ejemplo de nada, tengo muchas taras. Simplemente, he vivido varias etapas muy duras en mi vida desde la adolescencia ante las que, lejos de hundirme, he sacado fuerzas de flaqueza y he luchado contra viento y marea por salir adelante. Como bien dice el refrán: “lo que no te mata, te hace más fuerte” y éste ha sido siempre el lema de mi vida. Con lo cual, cuando canto, sencillamente soy yo misma y reflejo mi personalidad en el escenario: fuerte, luchadora y segura de mí misma.

¿Cómo fue tu infancia? ¿Hay algo determinante, diáfano, en tu infancia y juventud que te llevó a la música, y en ésta al rock duro, o podríamos decir que todo se fue apuntalando inconscientemente?


Mi infancia fue muy feliz, los problemas comenzaron en mi juventud. La música es mi pasión desde los 8 años, cuando comencé a dar clases de guitarra. A mis 16 recién cumplidos tuve un palo muy gordo que dio un giro de 180º a mi tranquila y casi perfecta vida, la muerte de mi hermano en un trágico accidente de tráfico, con tan solo 21 años. Me pilló en la peor etapa para sobrellevar algo así, en plena adolescencia. Desde entonces, mi personalidad y actitud cambiaron radicalmente y empecé a pasar muchas horas con mi guitarra componiendo como una de mis vías de escape. A partir de aquel entonces, empecé a apasionarme por el mundo del canto y a centrarme más a él. Después, ya en mi madurez, pasé por otra horrible etapa que no se la deseo a ninguna mujer en este mundo, de la que afortunadamente pude salir. Recientemente también he pasado por un divorcio muy complicado con una niña pequeña de por medio. Así que, básicamente, podría decir a grandes rasgos, que no he sido muy feliz desde los 16 y que me he pasado media vida sobreviviendo más que viviendo pero, afortunadamente y gracias a la familia tan maravillosa que tengo y la gente que me quiere, a día de hoy, a mis 40 años, podría decir que he vuelto a sentirme feliz y libre, aunque aún me quedan algunos flecos que intento terminar de cortar… El lado positivo es que tengo mucho que contar y plasmar en mis canciones (sonrisa).

Lecturas, libros, autores.


Reconozco que últimamente, entre el trabajo fuera y dentro de casa, la crianza de mi hija, mis proyectos musicales y tantos quebraderos de cabeza, no tengo apenas tiempo para nada más, tengo abandonada la lectura por completo, pero me encantan las novelas de thriller, terror y misterios, es lo que siempre leía. Mi autor favorito, sin duda, Stephen King; Mi libro favorito, extendido también al cine: El Resplandor.

Además de la creación musical, ¿desarrollas otros ámbitos creativos?


Desde muy pequeña he sido muy creativa e inquieta en cuanto a realización de actividades extraescolares, le pedía a mis padres que me apuntasen siempre a todo. Iba a clases de guitarra, dibujo, gimnasia rítmica, inglés, sevillanas y patinaje. Esta última fue otra de mis grandes pasiones en la infancia. Competía en un club a nivel nacional con el que gané varios premios. Aun a día de hoy, de vez en cuando, salgo a patinar con mi pequeña y cuando le enseño figuras, saltos y piruetas se queda alucinada (sonrisa).

¿Junto a qué grupos habéis tocado ya? ¿Alguna anécdota que reseñar con ellos?


Sólo en la etapa de Electric Bang, llevamos ya unos cuantos, todas bandas de rock locales, desde el rock más clásico hasta el metal más extremo. Hemos tenido muy buenas anécdotas con algunos de ellos y no hemos tenido problemas con ninguno (salvo alguna pequeña excepción que no viene al caso señalar aquí, jeje). En general, hay muy buena gente en el mundo del underground y hemos hecho muy buenos amigos compartiendo escenarios. Al final, la música une mucho y se crean vínculos muy bonitos. A nivel personal, mi mejor anécdota por excelencia fue un sueño hecho realidad: cantar un temazo que me encanta con mi banda favorita, Electric Mary (ahora entenderéis el nombre de nuestra banda). Todo comenzó porque soy su seguidora y fan nº 1 en las redes, me escribo mucho a través de ellas con los integrantes, sobre todo con Rusty (cantante) y un día se me ocurrió enviarle un cover con mi banda de su canción “Let Me Out”. Pues no solo le encantó, sino que me invitó a cantarla con ellos en el concierto que tuvieron en el pasado mes de noviembre en Madrid (para el que yo ya tenía las entradas y esta conversación se produjo a principios del verano). Me comentó que no podía cantarla con ellos en pleno concierto porque era el tema con el que abrían, pero que estaba invitada a hacerlo en la prueba de sonido previa al concierto. Imaginaos lo que sentí en ese momento, flipando me hallaba… Y así fue, llegó noviembre y allí me planté. Fue una experiencia única, pude conversar con ellos a solas, conocerles más de cerca y… ¡cantar con ellos! Pensaba que la íbamos a cantar él y yo a dúo, pero no, insistió en que era mi momento y que subiera al escenario a cantarla yo sola. Mientras, Rusty lo grababa con su móvil… surrealista y emocionante a más no poder. Pues no me achanté, lo di todo y lo disfruté al máximo, como si la hubiera cantado con ellos mil veces, con gestos de una compenetración sorprendente e indescriptible, sin duda un momento que no borraré jamás de mis retinas ni de mi memoria. Además, durante el concierto, me dedicaron palabras y gestos continuamente y me felicitaron por mi cumpleaños, que era la semana siguiente. Me hice un montón de fotos con ellos y me traje una camiseta de su gira dedicada y firmada por todos, que guardo como oro en paño. Sólo puedo decir que si antes me encantaban, después de eso más todavía si cabe. Todos son majísimos, humildes, sencillos y muy simpáticos. Alex (bajista) es un cachondo mental, Brett (guitarrista) un amor, Pete (guitarrista) y Spyda (baterista) unos máquinas y mi Rusty un verdadero encanto. Todavía sigo hablando con él a día de hoy, se acuerda muy a menudo de mí, me pregunta qué tal estoy y nos contamos nuestra vida… Entrañable y fascinante.


En mi experiencia de tantas entrevistas a grupos de rock, cantautores..., me he dado cuenta de dos cosas: la enorme humildad de ellos, siendo lo grandes que sean, no lo manifiestan ni parecen darse cuenta de ello; y lo indefensos que se sienten, grupos enormes, de toda la vida, con un futuro tremendamente incierto, pues ya cada vez hay menos salas donde tocar, es un mundo secuestrado por las músicas de moda, las que no son música. Hablando con Patricia Pons, de SylnakrosS, me dijo que la creatividad revierte toda situación (Patricia siempre es optimista, le gusta manifestar fuerza siempre). En cambio el Sherpa sí que me confesó la amargura que a veces siente del mal pago de los soldados, esto es: que siente que a su grupo, a su legado, no se le ha tratado como merece, como historia de este país que son los Barones).


Aquí sí voy a dar nombre y apellidos al gran cáncer del panorama musical actual que, como tú bien dices, no es música y además me parece un insulto y una desfachatez catalogarlo como tal: el reggaetón y sus derivados, como el trap. Desgraciadamente, es una moda que se asentará en la industria musical más tiempo del que nos gustaría. No hay más que ver cómo muchos artistas internacionales de renombre han acabado sacando discos con este estilo, siendo infieles a su verdadera esencia y vendiéndose a lo que mejor funciona actualmente, porque si no ya habrían caído en el olvido más absoluto. Me encanta que la gente sea optimista, pero yo en este caso no lo soy, sino todo lo contrario. Las cifras y listas de ventas hablan por sí solas y los músicos, sobre todo del género Rock, lo vivimos desde hace mucho en nuestras propias carnes. A parte, también por desgracia en nuestro género, hoy en día sólo venden los grandes grupos de larga trayectoria, por suerte para ellos, sus conciertos y discos siguen funcionando tan bien como antaño, pero no dejan lugar a penas a las nuevas generaciones y grupos emergentes. La cruda realidad es que la gente se gasta más de 100 Euros para ver a grupos como Metallica, pero no se gastan 10 míseros Euros para ver un festival con varias bandas emergentes, así que vemos continuamente cómo se cancelan eventos porque no cumplen la venta mínima exigida de entradas o porque no se prevé que tengan una gran afluencia de público como para que les compense a las salas llevarlos a cabo, por no hablar de las cada vez menos salas que existen donde no tengas que pagar un alquiler desorbitado para poder tocar, lo que al final no sale nada rentable para los músicos. Aunque muchos lo hagamos por amor al arte, porque no es nuestra verdadera profesión, es aberrante que muchas salas se aprovechen de nuestras ilusiones para llenarse los bolsillos y, en muchos casos, no sólo no cobremos ningún caché, sino que encima tengamos que poner dinero para pagar a la sala. O ganamos todos o perdemos todos, pienso yo que sería lo suyo… Por otro lado, hoy por hoy, una banda emergente sólo toca en un festival de primera línea si tienen buenos contactos, pagando un dineral para que les incluyan en el cartel o porque ganan un concurso de bandas. Son muy pocas las oportunidades y muy pocos los que llegan lejos sólo por su gran calidad, desgraciadamente. Hay muchísimas bandas muy buenas que no llegan a ningún buen puerto y, después de muchos esfuerzos, acaban retirándose, por lo que nos estamos perdiendo una gran creatividad y sonidos nuevos de calidad. Por ello, al final siempre siguen estando los mismos. Así que, en mi opinión, hasta que no cambie la cultura musical de la gente en este país, no cambiará la industria del rock. Hay que empezar por cambiar el pensamiento de la gente que dice: “yo no voy a ver a ese grupo porque no lo conozco”. Es como decir: “no voy a ver esa peli porque no la he visto”, no tiene sentido. Si vas, igual te llevas una grata sorpresa…

Torno al feminismo, sobre una cuestión sobre la que me interrogo. ¿No crees que al discurso feminista le falta fiereza? He visto varias veces la interpretación que se suele hacer de Un violador en tu camino y, sinceramente, me parece desinflado o poco contundente. Creo que el feminismo merece algo más arrollador. "Agresivo". Me encantó por ejemplo la canción que "The Reapers" hizo sobre la canción "Els segadors". A algo así me refiero, sin ánimo de desmerecer lo que se hace en pugna feminista, donde también combato.


A ver, siendo sincera, puede que tengas parte de razón, pero en cada movimiento y manifestación femenina hay que ver más allá del continente, hay que fijarse en el contenido, en el verdadero mensaje. Cada uno hacemos lo que podemos dentro de nuestras posibilidades y con nuestras limitaciones, lo importante es que nos unamos todos para hacer más fuerza, el escenario y el atrezo no son lo más importante. Los versos de “un violador en tu camino” es simplemente el slogan creado para el anuncio de repulsa hacia los violadores, como tantas otras escenificaciones o campañas de impacto que realiza cualquier negocio o empresa para hacerse escuchar, no sé por qué escuece tanto cuando quien lo hace es un movimiento feminista, lo vemos continuamente en nuestro día a día, con campañas mucho más agresivas en todos los sectores. Lo que realmente importa, es que miles de mujeres en todo el mundo coreaban esa estrofa en diferentes países e idiomas, fue un acto de unión femenina mundial de expresión y condena a los violadores, que se hizo escuchar en el mundo entero, para mí emocionante a más no poder. Algo que sigo aún sin comprender a día de hoy, es que tantos hombres salieran reprochando este acto como si se dieran por aludidos. No, señores, nosotras no generalizamos con los hombres, no os metemos a todos en el mismo saco y, si alguna lo hace, son una minoría radical que las feministas como yo no compartimos. Radicales hay en todos los movimientos e ideologías políticas, pero no podemos caer nunca en la generalización, como antes explicaba en el caso de los ataques a todos los madrileños por el Coronavirus. Quiero recalcar, aunque ya he perdido la cuenta de las veces que lo he repetido en mi vida, que el término feminismo significa igualdad. Si lo buscáis en la RAE, el significado literal es: «principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre». Por tanto, los feministas no reivindicamos más derechos, ni más privilegios, ni superioridad frente a los hombres, sólo reclamamos los mismos derechos que ellos y no ser ni más ni menos, simplemente demandamos normalidad y equidad y que desaparezca de una vez el patriarcado. Hemos conseguido mucho a lo largo de la historia, pero aún nos queda mucho por hacer, sobre todo en países más desfavorecidos, donde la mujer es poco más que una esclava sin voz ni voto, pero tenemos que hacerlo entre todos, hombres y mujeres. Me parece vergonzoso que en el siglo XXI aún tengamos que reclamar esto y que siga habiendo tantos hombres a los que le parezca mal que lo hagamos. ¡Ojalá no tuviésemos que reivindicar ni reclamar nada! Eso significaría el fin victorioso de nuestra lucha.

Totalmente de acuerdo contigo. El patriarcado es un crimen, y de Estado.

¿Algo más que saber sobre los miembros de "Electric Bang"?


Todos tenemos largas trayectorias en bandas y rodando por los escenarios. Julio (guitarrista) es profesor de música, entre otras materias, y lleva muchísimos años tocando la guitarra, además de otros instrumentos. Para mí es un virtuoso a las 6 cuerdas y muy buen compositor. Lucho (baterista) y Jota (bajista) proceden de Perú, aunque llevan ya bastantes años en España, son también muy buenos músicos, con una gran creatividad musical. Tienen un repertorio de estilos muy amplio y variado por su procedencia, que nos beneficia muchísimo a la hora de crear nuestros temas, gracias a ellos conseguimos un sonido diferente. En mis años de experiencia, creo que es la mejor banda que he tenido nunca, he encontrado los mejores músicos y compañeros, nos entendemos a la perfección dentro y fuera de los escenarios y me encanta lo que hacemos. Estoy muy contenta y orgullosa de ellos.

Para finalizar, ¿podrías componernos una letra respecto al coronavirus? ¿Te animas?


Lárgate de aquí ya,

llévate el miedo y la incertidumbre lejos,

déjanos vivir en paz

que de sobrevivir ya nosotros nos encargaremos.

Y un mensaje para tu creador: en el infierno nos veremos…

Uau, ¡tremenda! ¡Que así sea! Suerte y fuerza, Xandra, y gracias. Porque vuestra suerte será la nuestra, esperamos con gran interés y expectación vuestras canciones. Un mundo sin cantores es un mundo acabado de verdad.


Muchísimas gracias a ti. Espero de corazón que todo esto pase pronto. Hago un llamamiento a la tranquilidad, esperanza y unidad, todos juntos podemos con esto y mucho más, no desesperéis. Cuidaos mucho y cuidad de los demás, por favor. Muchos besos virtuales para todos.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Monteavaro anuncia su cuarto disco y desvela el primer single adelanto

Después de unos años de silencio, el grupo underground de Malasaña vuelve a la carga con un nuevo disco bajo el brazo, 'Nuevas Dependencias', que saldrá a la luz en otoño de 2020

El Millonario Rojo saca su primera canción

Ediciones B publicó dos trilogías sobre sus andanzas, escritas por Lluc Oliveras, con Daniel Rojo participando en calidad de narrador: Confesiones de un gánster de Barcelona, El gran golpe del gánster de Barcelona y Mi vida en Juego

Nuevo single de Chico Malo

​Cuando las noches son eternas ya está disponible en todas las plataformas digitales

Nace REBEL REBEL para revitalizar la industria musical

El proyecto viene respaldado por Sympathy for the Lawyer, despacho de abogados de referencia en el sector musical, en su vocación de apoyar el desarrollo profesional de la industria

​Un español firma la banda sonora de la última película de Mickey Rourke para Paramount

La banda sonora es orquestal, con algún elemento híbrido o electrónico. Hacer música es fácil, lo difícil es saber cómo, cuándo y por qué aplicarla en la película” explica
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris