Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Paraguay   -   Sección:   Opinión

Oscar Tuma advierte que tocar fondos jubilatorios es delito

En medio de la polémica en torno a los fondos previsionales, advierten que los fondos de las jubilaciones son intocables y usarlos constituiría un delito
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
miércoles, 24 de septiembre de 2014, 07:03 h (CET)
Escribió Anatole France que para muchos el robo es punible, pero el producto del robo es sagrado. Es la interpretación de ciertos sectores de la clase política y empresarial de Paraguay, que deseaban meter mano en los fondos de las jubilaciones para utilizarlos con otros fines, lo cual generó una viva polémica en los últimos días.

Sin rehuir a su faceta de permanente agitador de controversias, el diputado Oscar Tuma opinó.

en su blog sobre el manejo de los fondos de jubilación, tras la decisión de Horacio Cartes de ordenar al nuevo titular de la previsional Benigno López no tocar el dinero de los asegurados.

“Los jubilados y aportantes son los únicos dueños de ese dinero, nadie más; por lo tanto no se puede siquiera pensar en la utilización de dichos recursos. Esa plata es intocable, y quien lo utiliza estaría cometiendo un delito” escribe el diputadoTuma.

“Nadie puede obligar a un extraño a utilizar lo que a uno le pertenece. En este caso los únicos que pueden autorizar el uso del dinero de las previsionales son sus dueños, después absolutamente nadie puede disponer de dichos fondos. Es más, ya la Corte Suprema dejo sentada la posición que el aporte mensual por parte del Estado a los jubilados no es un favor de este último para con los jubilados, por el contrario, la jubilación es un derecho, el cuál se encuentra garantizado en la propia Constitución Nacional, y consiste en la entrega o devolución mensual por parte del Estado al jubilado de la suma de dinero, que este aportó con los años.”

“Debemos respetar lo que no nos pertenece, de lo contrario perderemos credibilidad como país ante el mundo” dice también el legislador.

Tuma recuerda que su posición es coherente con la posición sentada al discutir la Ley 5074/13, la cual es totalmente inconstitucional desde el momento que “... se autoriza a las entidades previsionales oficiales del país, tales como el Instituto de Previsión Social (IPS), la Caja Fiscal, la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Empleados de Bancos y Afines, la Caja de Jubilaciones y Pensiones del Personal de la Administración Nacional de Electricidad, la Caja de Jubilaciones de la Entidad Binacional Itaipú y otras similares creadas y/o a crearse, a financiar obras y servicios… “.

“Si analizamos lo ocurrido en otros países, solo encontraremos fracasos en la utilización de los fondos jubilatorios para otros fines. Los resultados fueron desastrosos, porque los recursos fueron utilizados con fines políticos y clientelistas” agrega.

“Nadie puede obligar a un extraño a utilizar lo que a uno le pertenece. En este caso los únicos que pueden autorizar el uso del dinero de las previsionales son sus dueños, después absolutamente nadie puede disponer de dichos fondos. Es más, ya la Corte Suprema dejo sentada la posición que el aporte mensual por parte del Estado a los jubilados no es un favor de este último para con los jubilados, por el contrario, la jubilación es un derecho, el cual se encuentra garantizado en la propia Constitución Nacional, y consiste en la entrega o devolución mensual por parte del Estado al jubilado de la suma de dinero, que este aportó con los años”.

“Debemos respetar lo que no nos pertenece, de lo contrario perderemos credibilidad como país ante el mundo” afirmó.

En otro párrafo, el legislador aseguró que no duda de la honestidad del presidente Cartes, pero que no se atrevería “a pasar la mano por miedo a que me roben el reloj a algunos de sus funcionarios”.

A propósito de esta falta de confianza, un filósofo advertía muchos siglos atrás que si las leyes fueran se hicieran al gusto de los hombres, o por las sentencias de los jueces, serían derechos matar, robar, adulterar.

Y como advirtiera el escritor estadounidenses William Faulkner, en las únicas personas en las que se puede confiar es en las malas, pues podemos estar seguros que no cambiarán jamás.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa

¿Hacia un Golpe de Estado en España?

¿De la III República al Golpe blando?

España encerrada en sí misma

Justo en la esquina de la calle donde me crié en Vigo había un quiosco de barrio

Una puta mierda de sentencia

La sentencia condenatoria contra él es una desgracia para todos los españoles

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris