Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

¿Tontorrona o lista?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
domingo, 26 de noviembre de 2006, 08:09 h (CET)
Resulta un ejercicio un tanto agotador el ponerte a pensar sobre quien es real e intelectualmente Esperanza Aguirre. A veces da la sensación de que te encuentras ante una tontorrona como Gelsomina, uno de los personajes centrales de la película “La Strada” y otras veces ante la lista, fría, malvada y calculadora Escarlata O’hara, interpretada por la inolvidable Vivian Leigh, en “Lo que el viento se llevó”.

Lo de la manifestación en el libro “La Presidenta”, ahí es nada el título, que narra su vida y milagros, de que con casi un millón cuatrocientas mil pesetas de sueldo mensual por su trabajo de “presidenta” no llega a fin de mes, tiene dos lecturas. Ambas nos llevan a la conclusión de que o bien nos toma el pelo a los españoles o bien es una manirrota sin ningún tipo de control a la hora de gastar dinero o porque quiere dar la sensación de que ella es una ciudadana que le cuesta llegar a fin de mes como al resto de los españoles, lo que pone en evidencia su doble personalidad. Esto solo lo puede decir una ingenua o una lista que cree que los demás son tontos.

Conozco algo del contenido del libro por lo que se ha dicho y publicado en prensa. Lo que se ha escrito en el mismo sobre Gallardón podría muy bien ser obra de Escarlata O’hora. Se trata de una maniobra fría y calculada para desprestigiar al alcalde de Madrid y así librarse de un posible obstáculo a la hora de acceder a la nominación de candidata por el PP a la presidencia del Gobierno de España en unas próximas elecciones generales, cuya ambición por su parte no es un secreto para nadie ya que, como es sabido también, Rajoy cada vez pierde más fuerza para ocupar dicho puesto. No obstante también puede darse el caso de que lo que haya hecho con esto ha sido interpretar el papel de la infeliz Gelsomina y que al final se encuentre con que su partido ante sus pretensiones le diga aquello de: Francamente querida, me importa un bledo.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris