Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

La mejora genética y la calidad de vida

Domingo Martínez Madrid (Burgos)
Redacción
domingo, 26 de noviembre de 2006, 08:09 h (CET)
Según el Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y el Trigo (CIMMYT), “El uso de variedades de maíz mejorado genéticamente para una mayor productividad y calidad nutricional está marcando una gran diferencia en el nivel de vida en los agricultores de subsistencia africanos”.

Las variedades de maíz desarrolladas en Kenya por el CIMMYT y el Instituto de Investigación agraria de Kenya (KARI) cultivadas por pequeños agricultores con media hectárea de terreno no solo son más productivas que las tradicionales, sino que además son más ricas en aminoácidos esenciales: lisina y triptófano. Hay que tener en cuenta que el destino principal de este maíz es la alimentación de familias donde el producto es alimento principal y en los que la disponibilidad y calidad del maíz es sinónimo de disponibilidad y calidad de su propia alimentación.

Esto no hace más que conformar el gran potencial de la mejora genética de los cultivos, conocido desde hace años, y que es independiente de las técnicas de mejora que se utilicen. Jonathan Swift escribió, con palabras que atribuye al rey de Brobdingnag en una de sus obras, que la ciencia es de mayor utilidad que la política: "quien pudiera hacer crecer dos espigas de grano o dos briznas de hierba en un trozo de terreno donde anteriormente sólo crecía una, merecería el agradecimiento de la humanidad y haría un servicio más substancial a su país que toda la casta de políticos juntos". Después de años como profesional, coincido con Swift.

Los citados organismos (el CIMMYT y el KARI) están trabajando ahora en variedades que además sean resistentes a plagas y a al sequía orientadas también hacia estos agricultores de subsistencia. Esperemos se les pueda aplicar la sentencia del rey de Brobdingnag.

Noticias relacionadas

Más papistas que el Papa

Enric Barrull Casals, Girona

La Europa imaginaria de Mas

Miguel Torres, Lérida

Las dos orillas del Mediterráneo

Juan García, Cáceres

Una de las asignaturas pendientes

Jesús Martínez Madrid, Salt (Girona)

Reasignación presupuestaria

José Justel, Sudamérica
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris