Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cultura   Poesía   -   Sección:   Opinión

Los puntos cardinales de tu perdido amor

Un poema de Esther Videgain
Esther Videgain
@videgainesther
viernes, 19 de septiembre de 2014, 07:10 h (CET)
Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

Ahí, en el epicentro de tu ser,
la brújula me llevará a ti,
al centro de tu corazón,
antes, ya te encontré, y sin previo aviso te perdí.

Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

Me planto otra vez en tu querer,
alguien me suplantó, tu cariño me robó,
y la brújula me la enloqueció,
las manecillas cayeron sobre esta ladronzuela de amantes infieles.

Ayer perdí el Norte,
mientras en el Sur habitaba aquél que fue simulacro de ti,
en el Este me dieron un billete de ida sin retorno a tu ser,
en el falso recorrido que me lleva al Oeste, ruta de este dolido y tan sentido destino.

Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

Las manecillas volvieron a enloquecer,
dieron un giro inesperado y localizaron el punto de tu conciencia más sincera,
aquella ladronzuela la domina y a mí ya no me quieres...
sustrajo tu corazón y maldijo mil veces mi brújula.

El conjuro bien la funcionó
y ahora es ella la dueña de tu amado corazón,
osada yo, que lucho por vos,
mas tardío amanecer, me bato en retirada, es ya muy tarde...

Dos pasos al Norte,
dos pasos al Sur,
un paso al Este,
y tres al Oeste.

En mis aposentos reposo mi apenado tormento,
muy a mi pesar, dejo mi estropeada brújula,
a la espera de noticias tuyas venideras de tu viejo e inmemorable amor,
tú, sentado en mi olvido, serás el simulacro perfecto de este querer perdido.

Ayer, anteayer, la semana pasada...
anhelaba a mi corazón dormido,
hoy, mañana, pasado, el mes siguiente, al otro y al otro...
se recupera el anteayer del despertar de esta loca enamorada de su nuevo y único cariño forzado.

Alto, fuerte, galán de enemistades recuperadas,
vuelves a ser todo mío, cariño...
mi suplantadora será ahora quien se retire de este apasionante juego,
la he regalado mi vieja y oxidada brújula.

Ahora me encuentro en el punto cardinal perfecto,
el punto del corazón de este bosque llamado "Engaño de los duendes de Cupido y Aros",
mi enemiga ha vuelto a las andadas y burla mi protección,
mas el Dios del Amor se ha enfadado y se ha marchado la ladronzuela de amantes infieles sin su cruel retorno.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris