Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Atención! “Podemos” amenaza con “mano dura” y se infiltra en el Ejército

Como de todos es sabido, el señor Carrillo ha heredado de su padre, don Santiago, las mismas ideas
Miguel Massanet
martes, 16 de septiembre de 2014, 07:04 h (CET)
“Gato con guantes no caza pero amenaza”
Anónimo.

Tarde o temprano tenía que destaparse la vena totalitaria y absolutista de Podemos y, tal y como se podía pensar, los dirigentes de esta formación de ultra izquierdas han dejado traslucir lo que se esconde de verdad detrás de este grupo milagrosamente surgido de la nada, convenientemente aireada por las televisiones que buscan, fuere como fuese, captar la audiencia sin tener en cuenta el mal que su inconsciencia, su poco sentido común, su cortedad de miras y su, más que evidente, inoportunidad política; precisamente cuando el país se encuentra en unos momentos en los que, más que nunca, hace falta el apoyo a quienes hacen todo lo posible para sacarnos del abismo en el que, conviene recordar, una vez más, que fueron la izquierda del PSOE y los partidos que lo apoyaron, los que nos dejaron a los pies de los caballos, con la economía hundida y al borde del colapso, cuando perdieron las elecciones legislativas del 20N del año 2011.

Uno, que es propicio a dudar de todo aquello que surge espontáneamente de la entelequia sin que, aparentemente, haya aflorado de una secuencia lógica de actuaciones de un grupo de promoción que haya juntado, alrededor de una propuesta ideológica común, a un conjunto de adictos; a partir de los cuales, a través de un periodo razonable de incubación y de captación de nuevos miembros, llegan a constituirse en un partido político para participar, como tal, en la política del Estado; ve en esta formación, liderada por Pablo Iglesias y que goza del apoyo, como ideólogo, de este sujeto, Juan Carlos Monedero, profesor de ciencia política de la Universidad Complutense de Madrid, la misma en la que, su actual jefe de filas en el grupo político “Podemos”, el señor Iglesias, fue profesor interino por una temporada. Demasiada “intelectualidad”, demasiada coincidencia universitaria y demasiada ideología de tipo marxista, para no relacionar en todo este fregado al mismo señor José Carrillo, el actual rector de dicha universidad. Dios los cría y ellos de juntan.

Como de todos es sabido, el señor Carrillo ha heredado de su padre, don Santiago, las mismas ideas, las mismas políticas y los mismos sentimientos que coinciden, precisamente, con aquellos que el jefe de las Juventudes Socialistas defendió, durante la II Repúblicas y, mas tarde, durante la revolución de octubre de 1,934, la de Asturias, que se pergeño para derrocar la República de Derechas del señor Lerroux, apoyado por Gil Robles y su CEDA, que representaban a la derecha española. Entonces fracasó la revolución gracias, curiosamente, al general Franco, el que después sería el jefe supremo del levantamiento del 18 de Julio de 1.936. Son muchos los hilos de los que hay que tirar para llegar al meollo de la cuestión que, a nosotros, se nos antoja que esconde a alguna de aquellas organizaciones que, desde antes de la guerra civil, ya estuvieron presentes en la II República y que, sin duda, fueron los verdaderos valedores de aquellos que quisieron convertir a la república en un sicario del comunismo bolchevique.

Por ejemplo: en las Cortes Constituyentes de 1,931, de un total de 458 diputados 183 pertenecían a logias masónicas, casi todos ellos adscritos a grupos republicanos de izquierdas. En el Gobierno Provisional de la Segunda República seis de once ministros eran masones. En el Ejército eran masones 9 generales de división y 12 generales de brigada. Es cierto que durante la dictadura de Franco estos grupos tuvieron que trabajar en secreto y muchos de ellos fueron descubiertos y desarticulados. No obstante, desde que regresó la democracia España (A veces dudamos de si, realmente, estamos en una de ellas) la masonería ha vuelto con mas fuerza y, sin duda, está presente en muchas de las instituciones sin que, las Universidades sean una excepción, antes bien el ambiente que, hoy en día, se percibe en ellas seguramente apoya la teoría de su presencia en ellas. Se calcula que en la España actual existen 4.000 masones –aunque el crecimiento está siendo espectacular en los últimos meses – repartidos en casi dos centenares de logias que, a su vez, se agrupan en 13 Obediencias o Grandes Logias distintas, algunas muy pequeñas.

Con ello no queremos decir que los masones apoyen directamente a Podemos; pero parece poco probable que, sin un apoyo económico e ideológico de alguna organización que represente poderes fácticos, unos señores que no hacen sino repetir viejos eslóganes, la mayoría de ellos irrealizables y ya desacreditados por haber sido ensayados en otras naciones, hayan conseguido avances tan significativos. En todo caso, durante estos últimos días hemos podido comprobar las intenciones totalitarias y los intentos de desestabilizar la nación por parte de los dirigentes de Podemos que, como no podía ser de otra manera en alguien que tanto se prodiga, que no dejan de concurrir a tertulias y debates y que parece que lo que desean en hacer propaganda de sí mismos, en algún momento enseñen la oreja y cometan algún gazapo que los descubre y denuncia ante los ciudadanos españoles.

Por ejemplo, el señor J.C. Monedero, el ideólogo de Podemos, nos ha dicho que su partido fija su objetivo en el Ejército. Si, señores, estamos hablando de palabras mayores que deberían poner sobre guardia a los mandos y, especialmente al señor ministro de defensa, señor Pedro Morenés. Dice Monedero que muchos se van “llevar un susto” y es posible que ya nos lo estemos llevando si, tal como con indica, el Círculo Podemos Miembros de las Fuerzas Armadas cuenta con 3.600 “admiradores” en Facebook. Una página Web que se creó en febrero, en su blog Elentir escribía su administrador, lo siguiente: “Soy militar y estoy en Podemos”; es obvio que si esta formación es un partido político, le está prohibido a cualquier militar formar parte de ella. ¿Está el CIS al tanto de estos movimientos o sólo se ocupan de ello cuando los presuntos golpistas son de derechas?

Por su parte parece que a su jefe, el señor Pablo Iglesias, ya se le va contagiando el despotismo de su apadrinado, el señor Maduro de Venezuela, cuando no ha tenido inconveniente en admitir que “le gusta la mano dura”; si señores parece que lo de la democracia no va con él y admite que “con los conservadores me gusta la mano dura”. ¿Hasta qué punto le gusta aplicar el torniquete, llegaría a emplear la fuerza en contra de un gobierno de derechas si volvieran a gobernar? Y ¿si, a los de derechas también les gustara chafar gusanos, cómo se lo tomaría? No quisiéramos tener que interpretar las declaraciones del uno y del otros dirigentes de Podemos, como una amenazas y mucho menos que pretendan sembrar disputas en el Ejército, enfrentamientos entre militares de derechas y militares de izquierdas; porque entonces, señores, estaríamos ante un problema de colosales dimensionas, contra el que habría que tomar inmediatas medidas para acabar con él. ¿Estaremos de nuevo ante un enfrentamiento entre la UMRA y la UME? Aquello, una vez, acabo a tiros.

Verán, sería prudente que los partidos políticos evitaran mencionar al Ejército y, todavía mucho más, si con ello se amenaza al resto de ciudadanos, como si ya dieran por descontado que el Ejército español estaría dispuesto a apoyar un golpe de Estado en contra de la Constitución española y el orden constitucional. No vemos que estos caudillos de las izquierdas extremas sean lo suficientemente discretos para evitar que se les vean las intenciones que, por lo que se adivina, poco tienen de democráticas y sí mucho de revolucionarias. O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, denunciamos a aquellos que amenazan con el totalitarismo.
Comentarios
birkenstock soldes 25/sep/14    02:47 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Memoriosos caprichosos

Convertimos en caprichos peligrosos, lo que debieran ser ayudas documentales

Para reforzar relaciones comerciales

V. Abelenda, Girona

El Estado se lava las manos

G. Seisdedos, Valladolid

Educación trasvasada... Educación utilizada

A. Alonso, Madrid

Cataluña, cromos y culpa

V. Rodríguez, Zaragoza
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris