Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Por comentar...   -   Sección:  

Quique – Carboni o la paz imposible

Patxo Palacios
Patxo Palacios
viernes, 24 de noviembre de 2006, 23:13 h (CET)
El culebrón quique – Carboni en el seno del Valencia C.F. vive cada semana nuevos capítulos, que acabarán, más temprano que tarde, con la salida de uno de los dos del club.

Es evidente que un secretario técnico y un entrenador deben mantener una relación fluida y ha de haber un mínimo de confianza del uno en el otro, pues el trabajo de ambos va intrínsecamente relacionado en cuanto a la configuración de la plantilla: altas, bajas, cesiones... y en general en todo aquello que hace referencia al plano estrictamente deportivo de la entidad.

La mala o nula sintonía entre ambos viene de lejos; ya cuando ambos eran jugadores, la relación personal era tirante. Dos gallos en un mismo corral son fuente de conflicto seguro.

Lo que resulta difícil de entender es la decisión de nombrar a Carboni director deportivo del club cuando el presidente Soler debía saber, o alguien debería haberle informado caso de desconocerlo, que entre ellos no había precisamente buen feeling.

Por mucho que las funciones de cada cual estén más o menos establecidas, los conflictos y disputas están a la orden del día. Nada más empezar la temporada, el Faraonito pidió a Pernía para el lateral izquierdo; Carboni fichó a Del Horno. La siguiente batalla la ganó el italiano, trayendo al a día de hoy casi inédito Tavano, contra el criterio del entrenador. El jugador, por cierto apenas ha disputado unos minutos y parece que su estado de forma no aconseja que, de momento, juegue más.

Las puyadas de uno a otro vienen siendo constantes desde el inicio de temporada; hace escasas semanas, Carboni invitó a bajarse del barco a quien “no estuviera dispuesto a remar en la misma dirección y luchar con los recursos disponibles”, en clara alusión a las quejas de Quique por la falta de incorporaciones solicitadas para paliar las bajas por lesión. Muy mal rollito...

Llama poderosamente la atención estas acusaciones de falta de implicación en el proyecto de alguien que en su último año en activo se ausentó un gran número de lunes a los entrenos, con permiso del club eso sí, para ir a clases a Madrid para la obtención del título de Director Deportivo.

El último episodio ha tenido lugar esta misma semana. El presi les ha leído la cartilla a ambos y parece que ahora mismo la balanza Quique-Carboni se ha escorado ligeramente hacia el entrenador, puesto que además los resultados están siendo buenos en Champions y más que dignos en Liga, habida cuenta de la plaga de lesiones que han venido padeciendo.

Esperaremos acontecimientos, pero será difícil que uno de los dos no deje su puesto en el transcurso de la campaña... quien siembra tiempos, recoge tempestades.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris