Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Esperanza se queda sin extras

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
viernes, 24 de noviembre de 2006, 00:50 h (CET)
Los políticos suelen ser gentes a las que les gusta que los halagos sean el pan suyo de cada día. Les agradan los baños de multitudes y que las gentes les aclamen, de ahí la afición de algunos a los actos de masas o a las procesiones en las que suelen ser más aclamados y piropeados que las propias imágenes. Pero a todos les gusta pasar a la posteridad con algún libro en los que alguien- generalmente a sueldo del político de turno- plasme lo bien que se portaron durante su paso por el poder. Sean del signo que sean todos los políticos de primera línea tiene su biografía en forma de volumen encuadernado. Unas veces han autorizado su publicación e incluso han colaborado en ella dictando cómo quieren que les vean y en otras han sido sus enemigos o escritores imparciales los que han dado su visión del personaje.

Estos días ha aparecido en los anaqueles de las librerías la biografía de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Escrita por Virginia Drake su titulo es “Esperanza Aguirre, la presidente”. Y ya antes de ser presentada oficialmente la biografía de quien fue Concejal del Ayuntamiento de Madrid, Ministra de Educación, Presidenta del Senado y, gracias al “tamayazo”, Presidenta de la CAM ha levantado ampollas en un amplio sector de la población e incluso entre alguno de sus correligionarios.

En la página 479 del citado libro se lee textualmente “No tener pagas extras me tiene mártir, las he tenido toda mi vida y las echo de menos en Navidad y en verano. No es que haga números, es que muchas veces no llego”. Ese “no llegar” nos pasa a millones de españolitos de a pie que a partir del día 20 ya comenzamos a hacerle más agujeros al cinturón para poder llegar al próximo cobro. Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, miembro de la nobleza española, no llega a final de mes con un sueldo de 8.395 euros mensuales. Con cerca de un millón cuatrocientas mil pesetas de las antiguas “rubias” esta señora no puede ir al mercado cuando llegan los últimos días de la mensualidad.

En un país donde el Salario Minimo Interprofesional no llega a los 600 euros, y donde pocos son los jóvenes que pueden presumir de tener un trabajo estable es una burla que cualquier político se atreva a decir las frases que la Presidenta de la CAM se ha dignado soltar en su biografía. Qué dirán esas pobres viudas que tiene que pasar el mes con tan sólo una pensión que no llega a los 450 euros, o esos miles de jóvenes “euristas” a los que su salario les impide pagar una hipoteca que es, como los antiguos matrimonios, para toda la vida. Eso sin contar que esta señora no tiene gastos de coche, gasolina, cine, teatros, conciertos y un largo etcétera que disfruta gratis por razón del cargo.

Seguramente será cierto que con ese salario y sin pagas extras Esperanza Aguirre y Gil de Biedma no puede llegar a fin de mes ya que sus gastos no pueden ser los mismos que los de un simple mortal y que no fue un lapsus lo que le hizo decírselo a su biógrafa. Ahora, dada la repercusión mediática, no ha dudado en matar al mensajero declarando que está muy contenta en la política – su familia también debe estarlo- y que nunca dijo no llegar a fin de mes. Lo malo es que sus frases han quedado negro sobre blanco en la que es su biografía autorizada. Tal vez si hubiera corregido las galeradas hubiera enmendado el lapsus o tal vez las ha corregido y le parece lo más normal del mundo no llegar a fin de mes con un sueldo como el suyo.

Y encima se queda sin presentador del libro. Ruiz Gallardón tenía que presentarlo en sociedad pero al ver que entre las páginas del libro se le acusa de estar al corriente de la maniobra que hizo repetir las elecciones madrileñas ha decidido no leer el libro hasta el 28 de Mayo de 2.007, y claro, sin leerlo previamente no puede hacer una presentación medianamente correcta. O tal vez se le ha coloreado la cara al leer que la pobre “Espe” no llega a fin de mes. Y menos que llegará todavía si le hacen pagar el gasto del pasodoble que bailó con Bertin Osborne para que éste, en un acto organizado con dinero público, pidiera el voto para ella ante un montón de jubilados. Por favor estas Navidades todas las televisiones deben hacer una maratón titulada “Un euro para Esperanza”.

Noticias relacionadas

Los patinetes de nuestra niñez hoy artefactos motrices de mayores

Un inesperado giro del medio de transporte urbano, que ha cogido con el pie cambiado a los ayuntamientos de las grandes ciudades

Mohamed VI. Liderazgo positivo en el Magreb

Un liderazgo positivo pone a Marruecos al frente de la modernidad, la tolerancia religiosa y el pluralismo en su región

Octogenaria Paca y nonagenaria Ida

La Aguirre octogenaria lee con calma en el escenario. La Vitale vitalista, todavía se queda hasta altas horas de la noche escribiendo

Enrarecido ambiente

Estoy convencido de que es precisa la salida de "cum fraude" del Gobierno para empezar a ver la luz

Política idealista y realista

G. Seisdedos, Valladolid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris