Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El Deporte Del Siglo XXI   -   Sección:   Opinión

Como la USA más neciamente arrogante

La selección española de basket ha pecado en este Mundial de excesiva suficiencia, como los NBA que, hace años, no ganaron nada. Orenga, principal responsable
Victor Diaz
@VictorVictoris3
viernes, 12 de septiembre de 2014, 11:58 h (CET)

Cada vez estoy más convencido de que, salvando las comparaciones, a España le ha sucedido en este Mundial de baloncesto exactamente lo mismo que le ocurrió a las selecciones de Estados Unidos que, plagadas de estrellas de la NBA, no ganaron un solo campeonato entre 2002 y 2006: todos se han creído –tal vez inconscientemente- tan superiores a la mayoría de las selecciones –los jugadores, individualmente, desde luego que lo eran- que pensaban que, como mínimo, llegarían a la final con la gorra

Es decir, a base de, como explicaba ayer Navarro, defender fuerte, correr y que entraran los tiros o, lo que es lo mismo, confiando absolutamente en la inspiración que suelen tener los grandes “cracks”. Cero tácticas, cero juego en equipo… cero preparación, en definitiva, salvo para la hipotética -y anticipadísima- final contra USA. Y ahí, sin eximir de su parte de culpa a los jugadores, continúo poniendo a Orenga como principal y básico responsable del desastre de ayer. 

Porque él, como seleccionador y principal “cabeza pensante”, debía haber puesto orden y hacer lo que no ha hecho: dirigir y preparar física, táctica y psicológicamente en condiciones a un grupo que, con una dirección desde el banquillo como Dios manda, habría terminado el Mundial como mínimo peleando por el oro hasta el final contra Estados Unidos. Porque equipo había para ello –un Mundial, dos Europeos y dos platas olímpicas les avalaban-, y de sobra.

Por último, me parece perfecto que Sáez no haya tomado hoy decisión alguna sobre el tema de Orenga; antes hay que hablar largo y tendido con todos porque éste, aunque máximo, no es el único responsable. Pero después, se debe proceder a su inmediato relevo

Ya sea con la continuidad durante uno o dos años más de este bloque, o con el progresivo relevo de jugadores, la selección necesita a alguien capaz de ofrecer, desde la dirección técnica, alternativas tácticas tanto en defensa como en ataque -como lo hacen los verdaderamente grandes equipos-, cuando no se pueda "defender fuerte y correr", para no estar a expensas de que entren o no los tiros. Y esa persona, lamentablemente, no es Orenga.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris