Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   Estado Islámico   -   Sección:   Opinión

Cualquier estrategia contra el ISIS habrá de asfixiar su economía

Michael Rubin
jueves, 11 de septiembre de 2014, 10:01 h (CET)
Mucho se ha dicho de las cuentas del Estado Islámico de Irak y Siria durante el último par de meses.

Se presume que habrían sustraído más de 400 millones de dólares de entidades bancarias de Mosul, y cobrado ya una cantidad significativa en concepto de rescate de rehenes. El Estado Islámico también ha montado delegaciones en Turquía, que comercializan artículos del ISIS y prometen utilizar los ingresos para financiar al grupo. Pero como señala el profesor de la Universidad George Mason Brian Garrett-Glaserciting, citando una crónica de CNN firmada por el periodista John Defterios, el Estado Islámico de Irak y Siria busca cada vez más la forma de financiarse con los ingresos de los yacimientos de crudo que controlaría.

No obstante, el Instituto Energético de Irak calcula que el ISIS estaría extrayendo actualmente unos 30.000 barriles diarios en Irak y 50.000 en Siria. A 40 dólares el barril precio en el mercado negro, esto vendrían a ser 3,2 millones de dólares diarios, 100 millones al mes. Los militantes del ISIS, sin embargo, no tienen nada de ingeniero de prospecciones. Incluso si el Estado Islámico logra hacerse con la refinería de Baiji, tendría que contratar personal técnico o inducir mediante coacción a su plantilla. La red de distribución del crudo del ISIS es rudimentaria: una flota de 210 camiones que transportan el crudo siguiendo las rutas de contrabando controladas por el grupo. Transportar el crudo en camiones sería mucho menos eficaz e utilizar oleoductos, pero los camiones también son mucho más difíciles de rastrear y siguen saliendo rentables.

El ISIS no puede exportar su petróleo sin la cooperación de los kurdos de Irak, de Turquía y quizá Jordania. Jordania, por supuesto, fue el principal del régimen de sanciones de la era de Sadam, sobre todo porque quería petróleo iraquí con independencia del precio. La reina Rania tiene fama conocida de derrochadora, cuyas necesidades se han impuesto en ocasiones a la gestión pública responsable y, en este caso, a la diplomacia. En lo que respecta al ISIS, sin embargo, los kurdos de Irak son el intermediario potencial. Rara vez los kurdos han dudado a la hora de hacer negocio con quien sea, hasta con sus enemigos jurados. Cuando departí con el antiguo Presidente iraquí Jalal Talabani hace más de una década con motivo de la entrevist del Middle East Quarterly, él admitió enseguida las relaciones económicas de los kurdos con Saddam Hussein, que apenas 13 años antes había utilizado armas químicas contra una aldea leal a Talabani. Cuando las fuerzas norteamericanas depusieron a Sadam, encontraron numerosas fotografías y vídeos del actual Primer Ministro kurdo Nechirvan Barzani reunido y hablando de negocio con Saddam Hussein o sus hijos más pequeños. Turquía, por supuesto, ni siquiera puede cerrar filas a la hora de llamar grupo terrorista al Estado Islámico de Irak y Siria.

El ISIS es un problema que se ha extendido tenazmente. Y aunque el Presidente Obama dará a conocer miércoles la estrategia militar para abordar el problema del ISIS, es importante advertir que el componente militar solamente debe ser una parte de una estrategia más amplia. No deberían de escatimarse presiones sobre Turquía, que ya permite la libertad de movimiento del ISIS a través de sus fronteras. El doble juego de Turquía con el ISIS y con el terrorismo en general ha convertido en seguida al aliado putativo estadounidense en el “Pakistán de Oriente Próximo”. Y denunciar públicamente a cualquier país que adquiera o comercie con crudo del ISIS también debería ser una medida evidente. No deberían faltar iniciativas para privar al ISIS de todo el aire que necesita para existir.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris