Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Hipocresía y virtud

Antonio García-Palao
Redacción
viernes, 24 de noviembre de 2006, 01:42 h (CET)
Se es hipócrita cuando se finge ser bueno sin serlo. Se es hipócrita cuando se presume de virtud sin conocer siquiera su significado. La hipocresía es propia del cobarde que teme incluso defender su opción ante la vida.

El hipócrita distrae la atención que precisa el ejercicio de la ética, reclamando su autoridad para priorizar las necesidades ajenas. Alecciona al misericordioso sobre dónde debe ejercer su ministerio. Conduce al bondadoso en su extravío. Corrige al caritativo en su virtud teologal.

El hipócrita antepone las necesidades de un tercero cuando se va a socorrer al necesitado más cercano. Llama la atención sobre el hambre infantil si se denuncia el maltrato animal. Reclama atención sobre el indigente local cuando se responde a la llamada lejana y viceversa. Hacer caridad hoy es un derroche irresponsable ante necesidades futuras.

El hipócrita no es de fiar porque es incoherente. Su propia etimología lo define como de baja credibilidad. No es consistente aunque aúna envidia y celos, soberbia y mezquindad, egoísmo y vanidad.

El hipócrita siempre tiene disculpa para su insolidaridad. Ejerce su irresponsabilidad con fingida dignidad. Es diligente sólo con el esfuerzo y el ojo ajeno porque es maestro en pecados capitales. La pereza le viene de cuna y la avaricia le acompañará hasta el sepulcro. Eso sí, habrá de ser frecuentemente blanqueado.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris