Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Matar al incivismo

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 22 de noviembre de 2006, 22:58 h (CET)
Los actores Brad Pitt y Angelina Jolie acaban de tener una hija a quien le han dado el nombre de Shiloh Nouvel. A la recién nacida le han hecho dos regalos: un chupete de oro blanco de 14 quilates y diamantes, valorado en unos dos millones y medio de las antiguas pesetas y, un dominio propio en Internet. Si con tan sólo nacer, a la hija de los Pitt & Jolie se le hacen unos regalos tan valiosos como inútiles, ¿con qué se le tendrá que obsequiar así que vaya creciendo? La pareja de actores representa a la infinidad de matrimonios que han perdido el sentido de las proporciones y que no sabiendo que hacer a sus hijos los llenan de objetos en un intento inútil de manifestar el amor que dicen sentir por ellos.

No todos los padres pueden regalar objetos a sus hijos que cuesten dos millones y medio de pesetas. Cada uno de ellos les hacen regalos según sus posibilidades. Con el paso del tiempo tienen tantas cosas arrinconadas que no saben donde poner las que van llegando.

La proliferación desmesurada de móviles entre los adolescentes y jóvenes es un síntoma de lo errónea que es la educación materialista que se hace hoy. La acumulación de tantos objetos inservibles deja a los hijos con un vacío interior tan grande que lo han de llenar con voces exteriores. El vacío interior que deja, en nuestro caso, en la adolescencia y la juventud es tan inmenso que como más cosas se añaden más gigantesco se convierte. Las emociones que producen los vídeo juegos se tienen que ir intensificando con otros que las produzcan todavía más intensas. La escalada emocional termina en no querer sentir más emociones digitales sino en directo, al natural. De aquí proviene el vandalismo que se produce en las celebraciones de victorias deportivas, la violencia sin sentido contra los sin techo y a los extranjeros, la destrucción del mobiliario urbano, conducir a alta velocidad y hacer carreras suicidas en vías urbanas, la práctica de deportes de alto riesgo, filmar la violencia y las relaciones sexuales para luego visualizarlas con los amigotes. Las muchas barbaridades que se cometen en nombre de la libertad no es nada más que el fruto de una educación que favorece el tener en detrimento del ser.

Se es consciente del absurdo que representa este modelo de educación. Se perciben las consecuencias de la misma. Se habla de tener que tomar medidas más duras y de legislar de una manera más restrictiva para paliar sus efectos. Es un contrasentido querer disminuir los efectos del huracán que se fomenta. Es un intento inútil. El comportamiento incívico se intensifica en todos los niveles sociales. Basta con ver la actitud tan indeseable que muestran los políticos en el congreso de diputados. Quienes legislan para frenar el incivismo dan un ejemplo muy lamentable. Si los padres de la patria se comportan de una manera tan poco educativa, ¿cómo se pretende esperar que la adolescencia y juventud aprendan maneras cívicas de comportamiento? Si los gobernantes con sus cargas de mentiras provocan guerras injustas y adiestran a los soldados a disparar y a preguntar después, ¿cómo pueden pretender enseñar comportamientos éticos a la tropa a la que han instruido a matar sin miramientos? Es el colmo del disparate.

Descubrir que los buenos propósitos que podamos tener para mejorar el comportamiento ético no dan resultado, no nos hemos de desesperar. Lo que no se puede conseguir con la razón lo puede alcanzar la fe.

El apóstol pablo, consciente de que no entiende su comportamiento porque no hace lo que quiere sino aquello que detesta, se hace esta pregunta: “¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado” (Romanos,7:24,25). Este descubrimiento le llevó a abandonar la violencia que impregnaba su vida para dedicarse a trabajar para la gloria de Dios y para el bien de las personas.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris