Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Internacional   -   Sección:   Opinión

Presidentes que engañan

Wifredo Espina
@wifredoespina
lunes, 8 de septiembre de 2014, 06:33 h (CET)
Es triste que un país tenga presidentes que engañan a los ciudadanos. Uno, ocultando de forma irregular en paraísos fiscales una fortuna, de procedencia no clara; y el otro, actuando de manera desleal a su cargo de representante del Estado y haciendo promesas a la gente con fraude de ley.

Personajes, como Jordi Pujol y Artur Mas, que podían haber sido grandes presidentes y tenido un lugar de honor en la historia del país, se han desacreditado, por error o falta de honestidad, llevando al país, que tanto han proclamado servir y estimar, a una situación de crispación, de división y de desprestigio, que perjudica a todos y no beneficia a nadie que no sea del clan de los iluminados o interesados.

Cuando Pujol dice que irá voluntariamente al Parlamento a declarar, ya que tiene "más cosas que decir", pero que será a partir del día 22 y no antes "para no interferir en la Diada y en el debate de política general", queda claro que el "caso Pujol" no es un asunto estrictamente personal y familiar, como enfáticamente aseguraba el presidente Mas, sino que va mucho más allá, afectando a la gobernación del país, el movimiento soberanista y a la misma imagen de Cataluña, que erróneamente tanto se ha querido identificar con estos personajes, sobre todo con el mito Pujol, del que ahora tantos intentan desmarcarse, miserablemente, para salvar la silla o la cartera.

Y cuando, por su parte, Artur Mas, que se proclama "hijo político" de Pujol (que es quien lo nombró), con contradicciones, deslealtades, maniobras de distracción, medias palabras y radicalizaciones verbales, conduce al país a un doble enfrentamiento y grave división: interna catalana, y externa con el resto del Estado, no sólo engaña a la ciudadanía, sino que, seguramente, cava su propia tumba política. Sus promesas serán vanas o desastrosas.

Qué lástima! Dos posibles grandes presidentes catalanes malogrados. Y con su desprestigio arrastran, inevitablemente, el buen nombre de Cataluña y a los mismos legítimos movimientos políticos y cívicos -sean mayoritarios o minoritarios- pero que en todo caso tienen derecho a tener su propia voz, a expresar su opinión y sus deseos dentro del marco legal democrático al que Catalunya tan decisivamente contribuyó a construir y refrendar libre y masivament, tras luchar contra la dictadura.

¿Quién puede hacer caso ahora, seriamente, a presidentes predicadores de ética y valores, o vendedores de ilusiones irrealizables, al menos en paz y a corto plazo, si de entrada nos engañan con dinero oculto, que no paga impuestos ni se sabe de dónde viene, o creando crispación y desengaño, en lugar de dar ejemplo y de gobernar con eficacia y cordura para todos? Los posibles engaños y fechorías de otros presidentes o líderes de fuera, no pueden justificar los propios engaños.

Estos hacen daño al alma de cada uno y a la colectiva del país. Ya son voces gritando en el desierto, o peor ...
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Los oráculos se cumplen. El independentismo enfrentado al Estado

“El nacionalismos es la extraña creencias de que un país es mejor que otro por virtud del hecho de que naciste ahí” G.B.Shaw.

La realidad de los profesores

Parece que los docentes tenemos mala fama, pero no está justificada

Nada dura para siempre

Evitemos el dolor. Podemos hacerlo

Sting y la táctica de Rajoy en Cataluña

La táctica de Rajoy en Cataluña es rock. Puro rock

Diesel

El exceso de emisiones de los motores diésel está causando 5.000 muertes anuales en Europa
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris