Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cultura   Poesía   -   Sección:   Opinión

La máquina de los deseos

Un poema de Esther Videgain
Esther Videgain
@videgainesther
viernes, 5 de septiembre de 2014, 07:27 h (CET)
Soy la máquina de los deseos,
una fábrica de engaños y sueños,
un céntimo por tus pensamientos.

Soy la máquina de los deseos,
concedo todas las fantasías, miles y miles de colores
pide y... un, dos, tres... será todo tuyo.

Soy la máquina de los deseos,
piensa... ¿qué es lo que realmente anhelas o quieres vivir?
Un céntimo por tus pensamientos.

Soy la máquina de los deseos,
una fábrica de engaños y sueños,
recuerda, no has luchado este triunfo, es mi especial regalo.

Soy la máquina de los deseos,
un, dos, tres... será tuyo en un abrir y cerrar de ojos,
estará ante tu mirada agotada por la espera.

Soy la máquina de los deseos,
en mi ranura, a mano izquierda, deposita tu moneda,
caerá la bolita, ábrela y espera.

Luces y destellos de fantasía volarán por el aire fraudulento,
un aura de luz brillante será tu nuevo cuerpo, bienvenido a tu ser,
disfruta de tu sueño, al amanecer, se desvanecerá otra vez.

Hola, soy tu fantasía, me llamo Felicidad,
soy amiga íntima de Vagancia y de Desidia,
mis eternos enemigos en este juego son Esfuerzo y Constancia.

No me malgastes,
duraré pocos minutos, al despertar,
un, dos, tres... me libraré de ti para siempre.

Triunfo quiere adueñarse de ti,
serás constante en la mera decisión de tu nuevo sueño,
el objetivo de tu soñada meta, el éxito de tu escenario gastado y mil veces pisado.

Soy la máquina de los deseos,
un céntimo por tus pensamientos,
soy una fábrica de mentiras acumuladas del subconsciente despierto.

¿No quieres tu sueño con el sudor de tu castigada y fatigada frente?
lo mío es regalado, sin el mal castigo del sufrimiento,
lo tuyo será un obsequio bien merecido sin reproches venideros.

Tú tardío éxito estará cotizado en lo más alto de tu estima perdida,
será más bien valorado por la envidia sana de este peculiar mercadillo,
por miles y miles de adversarios de este mundo tardío donde el mejor es Nadie.

Dueño y señor del poder de las vidas soñadoras...
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris