Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cultura   Filosofía   -   Sección:   Opinión

Gustavo Bueno nonagenario

Ciertamente, la filosofía mundial se puede felicitar de que este gran filósofo haya alcanzado tal condición
José Manuel López García
miércoles, 3 de septiembre de 2014, 07:03 h (CET)

Ciertamente, la filosofía mundial se puede felicitar de que este gran filósofo haya alcanzado tal condición. Porque se mantiene con una gran lucidez y activo. El materialismo filosófico que ha creado es el sistema de pensamiento más potente actualmente en todo el mundo. Su gran magisterio a lo largo de más de medio siglo en la enseñanza universitaria es algo prodigioso, al igual que su portentosa capacidad intelectual.


La jerga que conforma las clasificaciones del materialismo es absolutamente necesaria, precisamente para dar mayor rigurosidad a la actividad del pensar, criticar, juzgar, etc. Las carpetas con anotaciones de Bueno son el germen de nuevos libros que quizás vean la luz más adelante.

El arte es largo y la vida breve, como ya pensaba también el propio Séneca en su tratado moral acerca de la brevedad de la vida. En el caso del profesor Bueno su producción filosófica ya es ingente. Porque además de la gran cantidad de publicaciones escritas, hay que añadir sus conferencias y sus teselas que están accesibles a través de la televisión de su fundación. La creación de la Escuela filosófica de Oviedo es otro eslabón fundamental en la cadena filosófica del buenismo.

La profundidad y calidad del sistema de Bueno es incuestionable por su rigor terminológico y clasificatorio. Es cierto que los vocablos utilizados podían haber sido otros, pero es natural y lógico que el creador de un nuevo modo de filosofar construya coherentemente su propia terminología justificándola de un modo genial. Se puede decir que su filosofía ya es canónica, aunque pueda ser matizada o ampliada en algunos aspectos de detalle. De todas formas, a todos los que nos gusta la filosofía esperamos nuevos escritos del maestro en el futuro. Sus análisis sobre cualquier tema siempre son agudos y reveladores de nuevos aspectos que cobran una nueva dimensión con sus explicaciones.

La sutileza de su mente es extraordinaria. Y sus conocimientos enciclopédicos son la expresión de un polígrafo universal, a mi juicio, a la altura de Leibniz y de otros grandes filósofos. Bueno ya es un clásico de la filosofía en vida. Y esto da una idea de su influencia en el presente, y de su espectacular proyección al futuro. Lo deseable es que llegue a ser centenario para poder seguir disfrutando de sus conferencias, lecciones, escritos y de su magisterio verbal.

En relación con la existencia en su libro El sentido de la vida escribe Gustavo Bueno lo siguiente: «El sentido de la vida, en resolución, no es algo que pueda considerarse como una magnitud impuesta de antemano a cada vida particular o a su conjunto, es algo que va resultando de la acción de los propios actos vivientes, algo que está haciéndose…».

Y es revelador que la falta de sentido puede ser la consecuencia del excesivo número de sentidos que no concuerdan entre sí. Que la vida no tiene sentido por sí misma es algo que se entiende mejor si se piensa que como también afirma Bueno posee múltiples sentidos frente a las falsedades, errores, supersticiones. De hecho nuestra libertad es la creadora del sentido en el discurrir de la vida. Estas consideraciones sobre el sentido de la vida no ofrecen una visión predeterminada de los objetivos vitales de cada persona, pero orientan sobre las casi innumerables posibilidades que están al alcance de nuestra voluntad.

La evitación de los errores, y de las sendas que no conducen a ningún sitio adecuado es el resultado del pensamiento crítico libre, profunda y sólidamente argumentado. Las rectificaciones en la vida son la consecuencia del ajuste de nuestra libertad con la realidad y con los demás.Y es que la existencia desde una perspectiva materialista pienso que se puede describir como un constante reajuste, en función del ejercicio de la capacidad de elegir las acciones que queremos realizar.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris