Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   A un toque   -   Sección:  

El fichaje de Gago destila fútbol

Luciano Sabatini
Luciano Sabatini
martes, 21 de noviembre de 2006, 00:36 h (CET)
Existen pocos jugadores en el panorama internacional que tengan ese toque, ese aire diferente que les de la posibilidad y capacidad para manejar un partido por sí solos, de mover los hilos y contemporizar los tiempos desde su posición para que el encuentro transcurra a la velocidad que le interesa a su equipo, y por el camino que su entrenador había pensado antes del pitido inicial. Este es el caso de Fernando Gago, el más que posible próximo fichaje del Real Madrid, a falta de la confirmación oficial.

Gago es un “cinco” clásico sudamericano, pero que además por calidad y técnica tiene permiso para amenazar al contrario con el balón controlado y sumarse al ataque, rasgos heredados de su ídolo, y uno de los mejores medio centros que ha dado Argentina en su historia, Fernando Redondo. Es de esa clase extinta de jugadores, que como digo leen y entienden el fútbol como ninguno. Desde el medio centro toca, ordena, manda y centraliza todo el juego de su equipo. A éste crack disfrazado de niño tímido no le gusta jugar con compañía en el medio, en el clásico doble pivote que tan de moda se ha puesto, ni le gusta ni lo necesita. Él solo se sobra para cubrir con absoluta eficiencia esa vasta porción de terreno, por rapidez y sobre todo por colocación. De esta forma el equipo siempre cuenta con un hombre más para ocupar, en el más atrevido de los casos, la media punta.

Con la pelota en los pies es inteligente por sobre todas las cosas. Lo distribuye con racionalidad, siempre al lado más descargado de jugadores contrarios, de una banda a otra para que el toque sea efectivo y haga salir a su equipo de la presión del rival. Es el nexo de unión entre la defensa y las posiciones más adelantadas de sus compañeros. Así todas las pelotas acaban pasando por él. Preciso en el pase a uno o dos toques, así como en el pase largo, recurso que utiliza para romper el ritmo del toque en corto. El año pasado lideró en la liga argentina cinco de las tablas de estadísticas del torneo, entre las que destacaron ser el jugador con más intervenciones por encuentro (casi 60 de media), pases de gol y balones robados, además de ganar los campeonatos de apertura y clausura con Boca Juniors, y los números acaban siendo indiscutibles. Otra de sus características es que cuando toca la pelota no permanece estático en el sitio, sino que siempre va en apoyo del compañero más necesitado, convirtiéndose en la referencia fija sobre el campo. Tiene una capacidad técnica sobresaliente, forjada desde pequeño cuando entrenaba al baby fútbol (fútbol sala), en el Club Social y Deportivo Parque, en el barrio bonaerense de Liniers, a las órdenes de Ramón Maddoni, su descubridor y mentor. Allí le puso el apodo de “Pinita”. Maddoni tiene un ojo especial para los jóvenes talentos, y en su modesto club se han formado jugadores como Redondo, Riquelme, Sorín o Tévez, de entre un total de 130 jugadores que llegaron a primera división.

Pero su labor con la pelota no se limita a ser correcto y a distribuirla con brillantez, sino que Gago también posee una visión envidiable, y mete balones en huecos prohibidos para la mayoría de mortales. Esto le convierte en un gran pasador, peligroso cuando participa con el balón controlado en las inmediaciones del área. Sin la pelota su presencia continúa siendo notable. Es un gran defensor y recuperador de balones, pero no por superioridad física, sino gracias sobre todo a su buena colocación allí por donde transcurre la jugada. No tiene problema en correr para recuperar el sitio, o tirarse al suelo para robar una pelota, algo que por ejemplo rara vez hacía “el príncipe” Redondo.

Hace tan solo una semana el presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, charló distendidamente con Gago en el programa radiofónico “El Larguero”, donde aseguró que el fichaje se había cerrado en directo. De confirmarse, la adquisición de Gago sería uno de los mejores fichajes, sino el mejor, que la entidad blanca ha podido realizar, por juventud, por calidad y proyección y por posición (recordemos que el Madrid cuenta con los virtuosos Emerson y Diarra para manejar al equipo). La siempre temida adaptación de los jugadores sudamericanos no será un problema, eso seguro. A sus 20 años, demuestra una personalidad y madurez impropia de su edad. Un ejecutivo de Boca me contó una vez como Gago debutó en primera con 17 años, y que por entonces ya mandaba y se fajaba con jugadores de más de treinta sin ningún complejo, y como si él fuera ya un veterano. Por personalidad Gago se adaptará rápido al fútbol europeo. Pero queda la duda de donde y cómo jugará este “cinco” en un equipo, donde Capello quiere verticalidad y transiciones rápidas, siendo Gago un jugador eminentemente de toque. O Capello deja de ser Capello, o Gago de ser Gago, sino la compatibilidad será difícil. Para el consuelo del madridismo queda el hecho de que si termina concretándose el fichaje, Gago quedará en el club por muchos años, cosa que seguramente el italiano no hará.

Gago hereda con todo mérito el título, “un cinco de toda la vida”.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris