Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Qué pena de cárcel

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
martes, 21 de noviembre de 2006, 00:22 h (CET)
Con la proclamada como candidata socialista a la presidencia francesa, Ségolène Royal, me llamó la atención una de sus múltiples y originales propuestas. Ésta no tanto por su ya conocida históricamente cómo, por su atrevimiento, que es la propuesta ante la delincuencia juvenil con la opción de ingresar en el ejercito. No nueva desde el conocimiento por la cinematografía de aquellos héroes de la legión extranjera, que ingresaron en sus filas huyendo de la justicia. Qué mejor rehabilitación por el bien y la defensa del país. Las penas de centenas de años reducidas en la práctica a la mínima expresión, poco dicen de rehabilitaciones imposibles y la reinserción -que en otros países ante crímenes horrendos se traducen en cadena perpetua-. La reincidencia múltiple es el fracaso de la política penal y penitenciaria, con el del autoeximente de ser parte parcial del proceso judicial-penitenciario. Poco rehabilitan unas cárceles donde un tercio tiene hepatitis C y un décimo el SIDA, que podrían sustituirse por hospitales rehabilitadores del cuerpo antes que del alma.

El debate actual sobre la tipificación penal de la agresión a médicos o profesores como autoridades del Estado, o las imprudencias fatales en carretera, deberían realizarse desde la globalidad de los delitos y la persecución del fin de bienestar común. El castigo máximo es necesario pero en casos de incipiente delincuencia puede ser contraproducente. El tema del menor puede y debe pasar por la responsabilidad primera de padres o tutores, en la exigencia del cumplimiento personal por sus hijos que le obliguen a planes propuestos y de reforma social. El planteamiento penal en España, no debería pasar por qué es o no objeto de tipificación penal, en tanto que cuál es la mejor forma de rehabilitar, reinsertar y crear con la pena el mejor pago del infractor a la sociedad ; que además desea recuperarlo e integrarlo. Desde luego ésa no es, la tipificación de los delitos con una clasificación por años de cárcel indiscriminada.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris