Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cartas a un ex guerrillero  

Lo que pide el corazón

Sor Clara Tricio
Sor Clara Tricio
lunes, 20 de noviembre de 2006, 01:58 h (CET)
Querido Efraín:

Para el hombre justo la alegría es el Señor; todo lo espera de él, y, con este sentir se felicitan los rectos de corazón. Eso es lo que se canta con la boca y el corazón aleccionado por los salmos. Como las palabras que dirige a Dios la mente del cristiano: “El justo se alegra, no con el mundo, sino con el Señor”, ”amanece la luz, y, con ella, la alegría para los rectos de corazón” -dice otro salmo. Te preguntarás, ¿de dónde proviene esta alegría?... En distinto Salmo se oye: “El justo se alegra con el Señor”, y en otro diferente: “Sea el Señor tu delicia, y él te dará lo que te pide el corazón”.

¿En qué se nos quiere instruir? ¿Qué se nos manda? ¿Qué se nos otorga a través de esas palabras? Que nos alegremos con el Señor. Más, ¿quién puede alegrarse con aquello que no ve? O, ¿es que, acaso, vemos al Señor? Es, por el momento, tan sólo una firme promesa. Porque, mientras sea el cuerpo nuestro habitáculo en este Mundo, estamos desterrados y lejos del Señor. Caminamos sin verlo, guiados por la fe y el sol de su justicia, no por una clara visión. ¿Cuándo llegaremos a la visión cierta? Cuando se cumpla lo que dice San Juan: “Queridos, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es”.

Entonces será la alegría plena y perfecta, el gozo completo; cuando ya no tendremos por alimento la esperanza, sino el sólido manjar de la posesión. Con todo, también ahora, antes de que esta posesión llegue a nosotros, antes de que lleguemos a esa propiedad, podemos alegrarnos ya con el Señor. No es poca la alegría de la esperanza que ha de convertirse luego en posesión.

Ahora amamos en esperanza. Por esto dice el salmo que el justo se alegra con el Señor. Y añade, “porque no posee aún la clara visión, y, sin embargo, espera en él”.

Sin embargo, poseemos las primicias del Espíritu, que son como un acercamiento a aquel a quien amamos, como una previa y tenue degustación de lo que más tarde hemos de comer y beber con avidez.

¿Cuál es la explicación de que nos alegremos con el Señor si él está lejos? La auténtica realidad es que no está lejos. Nosotros somos los que hacemos que lo esté. Amándolo se acercará; ámalo, y habitará en ti. El Señor está cerca; a nada hemos de temer, nada puede perturbar al justo. ¿Quieres saber en qué medida está en ti, si lo amas? Dios es amor, según viene explicando San Agustín.

Y, ¿qué es el amor? El amor es el hecho mismo de amar. Ahora bien, ¿qué es lo que amamos? El bien inefable, el bien providente; el bien creador de todo bien. Él será tu delicia, ya que de él has recibido todo lo que te deleita. Al decir esto, recordemos que el pecado es lo único que no hemos recibido de él. Fuera del pecado, todo lo demás se lo debemos a él.

Os envío los mejores deseos, y con la esperanza de que sigáis todos bien, recibir un cariñoso saludo, CTA.

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris