Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Primeros votos

Nieves Fernández
Nieves Fernández
domingo, 19 de noviembre de 2006, 05:44 h (CET)
El niño llegó tan contento del colegio, incluso sus padres dirían que satisfecho. Acababa de realizar la primera votación importante de su vida, había elegido a dos de sus compañeros de clase para ser candidatos, en posterior votación, junto a todos los alumnos elegidos de sexto para pertenecer al Consejo Escolar de su centro educativo.

Como muchos niños y niñas, sus padres recordaron que lo más cercano o parecido a esa votación eran esos pies decisorios del juego o el deporte en el que generalmente los líderes o dueños del balón son los protagonistas del sorteo. ¿Recuerdan? Talón con puntera, puntera con talón, así caminan y caminábamos unidos guardando el equilibrio como malabaristas, a veces con el balón en mano, avanzando pasito a pasito hasta juntarnos con el adversario, de forma que el piececito de quien entra en el hueco que falta es el privilegiado que comienza a elegir a los más fuertes, a los más capaces, a los jugadores más buenos, como ellos dicen, al mejor portero, al mejor amigo, al compañero preferido de los candidatos presentados en el patio de colegio, al que le cae bien para de esta forma comenzar a forjar su selección, imitando también en el deporte a cualquier seleccionador nacional, y aprendiendo a seleccionar a los mejores hacedores en los distintos ámbitos de la vida, porque todo en los chicos es imitación, es darles un modelo de conducta que ellos ya se encargarán de imitar.

Igual que el adulto elige a sus representantes para que gestionen las instituciones, los niños eligen a los representantes de entre el alumnado de su cole, es éste su primer voto oficial y efectivo, su primer voto democrático, su primera experiencia electoral seria para sus once años, muy distinta del pinto, pinto, gorgorito, o del papel doblado en picos coloreado en el que desde infancias lejanas los críos meten los dedos pulgar e índice y sortean riendo divertidos adjetivos, o de aquella vieja canción del Jardín de la Alegría adonde hipotéticamente nos mandaban nuestras madres y allí íbamos a buscar un novio pero que en realidad lo que hacíamos era tomar de la mano y elegir a nuestra compañera o amiga favorita.

Pero hoy todo ha cambiado, hasta los juegos, para los pequeños de hoy las elecciones a Consejos Escolares ya no son juegos, son cosa seria, porque ahí están representados todos los miembros de la comunidad educativa. Alumnos y alumnas, madres y padres, también personal no docente, y por supuesto profesoras y profesores. Un Consejo de ese tipo impone, hace sólo unos días interrumpí más que asistí a una de sus reuniones y pude constatar la solemnidad y soberanía de este órgano representativo.

Lástima que haya tan bajos índices de participación sobre todo entre los padres y madres, total una votación bienal no cuesta tanto, recuerdo hace dos años cuando acudí a votar con otra madre su curioso comentario: “Votas y hasta te sientes bien contigo misma”.

Es un derecho por el que cada uno elige a sus iguales, el alumno al alumno, el padre a otro padre y el profesor a otro profesor. Todos votan para estar representados y para mejorar la enseñanza y solucionar juntos los problemas asociados a la educación, que, a juzgar por los medios de comunicación, no son pocos. Votemos y enseñemos a votar libremente.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris