Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Los talibán levantan cabeza

RIA Novosti
Redacción
viernes, 17 de noviembre de 2006, 08:21 h (CET)
Hace exactamente 5 años, en Afganistán cayó el régimen de los talibán bajo golpes de la coalición antiterrorista con EEUU a la cabeza. A muchos les pareció en aquel noviembre que ese movimiento radical dejaba de existir. Pero hoy día se hace obvio que el Talibán renace. Es un hecho que no pueden menospreciar ni los más optimistas políticos de Washington y Bruselas.

Los dirigentes de la OTAN  han anunciado que se prevé aumentar el contingente de las fuerzas internacionales (ISAF) en Afganistán. Actualmente, allí se ubican unos 40 mil efectivos: 20 mil estadounidenses y otros tantos de los países de la OTAN y los aliados de ésta.

En los próximos dos o tres años, la agrupación afgana de la OTAN  debe cumplir una doble tarea estratégica: llevar a cabo el proceso de institucionalización en el país y eliminar la posibilidad del surgimiento de un conflicto afgano-paquistaní.

La institucionalización está estrechamente vinculada con el problema de la integridad territorial del país. En las provincias afganas del Sur y el Este, donde predomina  la población pushtú, no existe demarcación precisa de la frontera entre Afganistán y Pakistán, además no está arreglado el problema de esa etnia. Desde finales del siglo 19, los afganos (que se autodenominan pushtúes) son un pueblo dividido:  hasta 10 millones de ellos viven en Afganistán, mientras que otros 20 millones se vieron primero en la India británica, y luego en Pakistán. Por ello se plantea la necesidad de introducir la estructura federativa en el país, construyendo el Estado afgano desde "abajo", por medio de crear entidades basadas en el principio étnico: la pushtú, la tayica, la uzbeca, etc.

Pero existe también el aspecto exterior del problema: la necesidad de mantener la estabilidad política en Pakistán, un país que posee potencial nuclear, donde existe la amenaza de la subida al poder de representantes de un islamismo radical.

O sea que del eficaz cumplimiento de la misión por las ISAF depende tanto el futuro de Afganistán como las perspectivas políticas del régimen de Pervez Musharraf en Islamabad, y respectivamente la eliminación de la amenaza de que el arma nuclear paquistaní se vea en manos de los extremistas religiosos.

La renuncia de los estadounidenses a acometer el reforzamiento del ejército nacional de Afganistán (hasta 200 mil efectivos, según lo plantea Karzai) pese a la amenaza del renacimiento del Talibán, viene a confirmar que Washington considera prioritario garantizar la seguridad de Pakistán. Es obvio que ésta sigue siendo la tarea más importante de las fuerzas de la OTAN estacionadas en Afganistán.

Pero para realizarla, las ISAF tendrán que movilizar recursos complementarios, en primer lugar para hacer frente a los talibán. Esta tarea se complica tanto por el creciente potencial combativo del Talibán como por la perspectiva de su transformación de un movimiento islámico radical en uno cualitativamente nuevo: el de liberación nacional de los pushtúes.

Conviene subrayar que la plaza de armas afgana tiene importancia estratégica en primer lugar para EEUU, pues le permite a Washington tanto "cernerse" sobre Irán y controlar la estabilidad en el Pakistán nuclear, como - aprovechando el interés de la India en el arreglo afgano - formar una nueva configuración geopolítica en los accesos occidentales y meridionales de China, atrayendo a la realización de un proyecto único las fuerzas políticas de Kabul, Islamabad y la Nueva Delhi.

____________________

RIA Novosti, Agencia Rusa de Información.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris