Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Una selección ganada por 'Marica'

Jorge Dargel
Jorge Dargel
viernes, 17 de noviembre de 2006, 07:38 h (CET)
Acaba ver terminar el partido a favor de la Asociación de Jugadores de Fútbol Españoles entre España y Rumania. Mis sensaciones, la de cabreo, decepción y así, estaría un buen rato diciendo variopintos adjetivos para describir el estado de ánimo de miles de conciudadanos de nuestro país al ver a su equipo nacional.

Esta noche estaba destinada a probar cosas nuevas con los debutantes en la selección, como Silva, Javi Navarro o Ángel. Pero a pesar de estas novedades, la imagen de España sigue siendo la misma. El escenario era apropiado para una noche de buen fútbol, con un conjunto nacional renovado, pero no levanta cabeza desde que perdió el decisivo encuentro del Mundial contra Francia. España parece jugar sin ilusión, alicaída, y gran culpa la tiene su entrenador, Luís Aragonés, que hizo una pequeña revolución en esta convocatoria, pero después de este amistoso, ya no cabe ni un atisbo de esperanza en estos jugadores y en su entrenador.

Cádiz, una de las ciudades donde más caliente se vive el fútbol, recibía a la selección como siempre, pero ya en el estadio Carranza, se intuía esta ruina de partido, al no llenar el coliseo gaditano. De todos modos, casi todo no fue negativo. Nos podemos quedar con los primeros 35 minutos, en los que la selección mostró alguna buena jugada y tuvo varias ocasiones de gol. El gran culpable, Cesc, que junto a Silva y Casillas, fueron los mejores del choque de esta noche. Pero lo de la segunda mitad, no tiene nombre. Bueno sí lo tiene y es el siguiente. Bochorno. Un conjunto español se ha visto superado por Rumania, que leyó a la perfección los segundos 45 minutos, sabiendo presionar y saliendo a contra a la perfección. Así, llegó el gol de Marica, que materializó muy bien un contraataque rumano. Con el tanto, España no dio muestra ninguna de reacción, doblegados ante la presión de su rival y sin dar varios pases a partir del centro del campo. Los sustitutos del mediocentro de la primera parte, Oubiña y Senna, no supieron adueñarse del balón y apenas supieron parar las contras rumanas.

La España de hoy ha sido para olvidar. Esta revolución ha sido un fracaso. Muchos de los convocados para este amistoso, ni irán convocados para una cita oficial. Y la culpa no la tienen las caras nuevas, sino los que manejan a la selección. Es en este momento, cuando la ética profesional tiene que salir a relucir. Si una cosa no se está haciendo bien, se acepta, pero si se sigue sin hacer nada para cambiarlo, hay que dejarlo. Es de humanos equivocarse, pero caer constantemente en la misma piedra… El cambio tiene que darse desde arriba, pero cuando digo arriba, es desde la cúspide del fútbol español hasta el que dirige a la misma.

Señores, nos ha ganado Rumania, con todos los respetos, una selección muy inferior a la nuestra, pero si somos sinceros, se le puede colocar por méritos propios en el mismo bombo que España. Al llegar un Mundial o una Eurocopa, la gente se pregunta porqué la selección no está respaldada como otros países. La solución es fácil. España ya no inspira ni ilusión, ni confianza, ni nada. La gran mayoría de los españoles somos de nuestro equipo, por mucho que a alguno le duela. Dentro de dos días, estaremos hablando y pensando en los partidos de Liga. Lo de esta noche, pocos nos acordaremos dentro de una semana.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris