Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La república no reconocida muestra su carácter

León Dzugaev
Redacción
jueves, 16 de noviembre de 2006, 00:08 h (CET)
Pese a la presión experimentada por Osetia del Sur en vísperas del referéndum e incluso a los descarados intentos de hacerlo fracasar, éste se vio realizado. Representantes de once países, entre ellos Alemania, España, Polonia, Jordania, Venezuela, Ucrania, Rusia, fueron testigos de la votación, sin haber registrado serias irregularidades.

Además, los observadores registraron el alto nivel de organización y realización de ese acto político-jurídico, importante por principio para la república rebelde.

Cabe recordar que en vísperas del referéndum EEUU, la Unión Europea y la OTAN declararon su intención de no reconocer los resultados del mismo. En la antesala del plebiscito se observó el "ajetreo ridículo" en torno a la "votación paralela", la "guerra" publicitaria y otras acciones por el estilo. No obstante, los resultados del referéndum evidencian con claridad meridiana los verdaderos anhelos de los habitantes de Osetia del Sur: la afluencia a las urnas fue del 95% de los electores. La mayoría abrumadora de ellos dijo su "Sí" unánime a la pregunta: "Está usted conforme con que Osetia del Sur conserve el estatus de Estado independiente y sea reconocida por la comunidad internacional". Esa cifra es muy superior a los resultados del plebiscito realizado en Osetia del Sur en el 92.

Sin embargo, para los expertos el resultado fue predecible. En primer lugar, debido a las consecuencias del rumbo seguido por la actual administración georgiana, nocivo para el país, cuando durante la vida de una generación, los surosetas han sido en dos ocasiones víctimas de la cruel violencia por motivos étnicos que costó la vida a miles de ciudadanos inocentes, habiéndose convertido en refugiados decenas de miles de surosetas.

La frágil esperanza cifrada en el restablecimiento de la confianza entre los surosetas y los georgianos se mantenía todavía a finales de los 90 -principios del presente siglo, que se esfumó mediante acciones de Saakashvili, el presidente georgiano. Cuando en 2004 en Osetia del Sur se oyó de nuevo el tronar de los cañones pesados y se vertió la sangre, hasta los optimistas tuvieron que comprender: es poco probable que alguien logre "persuadir" a los osetas de seguir formando parte de la Georgia "democrática".

Por esto ya va siendo hora de dejar de perorar que cierta tercera fuerza ponga obstáculos al arreglo del conflicto georgiano-oseta y atente a la integridad territorial de Georgia. La postura actual de los surosetas evidencia de la mejor manera adónde condujo la política de Gamsajurdia-Shevardnadze-Saakashvili.

Al mismo tiempo, los resultados del referéndum constituyen una seria advertencia a la comunidad internacional. En todo caso, ésta no ha de atenerse, como antes, a los dobles estándares, sobre todo, teniendo en cuenta lo sucedido en Yugoslavia y la actitud asumida por la comunidad internacional al respecto. Pues, en realidad, se vieron revisados los acuerdos de Dayton, cuando Montenegro dejó de formar parte del Estado Federal creado con Serbia. Pues ahora la comunidad internacional se enrumba hacia la independencia de Kosovo. Sin hacer mención de otros antecedentes, será difícil explicar a la gente por qué se pretende pasar por alto la votación realizada en plena consonancia con los principios democráticos.  
                          
Por consiguiente, el referéndum en Osetia del Sur y los comicios  presidenciales en esa república, según las cuales Eduard Kokoity fue elegido de nuevo presidente de Osetia del Sur por aplastante mayoría de votos, son la realidad que hace falta tomar en consideración, si incluso, en última instancia, no conviene o no gusta a todos.

____________________

León Dzugaev, miembro del Consejo de Expertos de RIA Novosti.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris