Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

De Marbella a Telde

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 16 de noviembre de 2006, 00:08 h (CET)
Gordo, muy gordo tiene que ser lo ocurrido en el ayuntamiento de Telde. Jamás en el PP se había actuado tan rápida como duramente como en este caso. El PP tiene militantes que han sido cargos públicos que estando a la espera de entrar en prisión de un momento a otro, no han sido suspendidos de militancia como lo han sido el alcalde y cinco de sus concejales en la cuarta población de las Canarias.

Parece que el Gobierno no ha querido disolver el consistorio ya que al parecer los implicados van a dejar el cargo por lo que no va a ocurrir lo mismo que sucedió en Marbella.

Por cierto, hablando de Marbella: En el PP andan bastante desmemoriados hasta el punto de que cuando se descubrió el “pastel” se llenaron la boca diciendo que nadie del PP se había aprovechado de un solo céntimo a través del ayuntamiento marbellí. Pero mira por donde, están las hemerotecas para sacarnos del olvido y también para sacarle los colores a más de uno. Resulta que si nos vamos a la hemeroteca podremos comprobar como un alto cargo del PP fue uno de los pioneros en la cosa esta de “beneficiarse” a través del chollo ese del urbanismo.

Corría el mes de diciembre de 1997, cuando la cadena Ser denunciaba que el entonces ministro de Fomento, Rafael Arias-Salgado, y su familia llegaron a un acuerdo con el entonces alcalde, Jesús Gil y Gil, por el que percibieron 234 millones de pesetas más 1,6 hectáreas urbanizables, por la expropiación de unos terrenos de su propiedad no urbanizables. A la vista de esta denuncia de la Ser, Arias Salgado puso el grito en el cielo y dijo que llevaría a los tribunales a la Cadena Ser y al periodista Iñaki Gabilondo, por entender que se había producido una intromisión ilegítima en el derecho al honor. Que se sepa no llegó a prosperar la intención de Arias Salgado de acudir a los tribunales. Por lo visto lo pensó con calma y consideró que lo mejor era no “meneallo”.

Ya me extrañaba a mi que en el refrito de Marbella no hubiera mojado alguien del PP. Por eso es bueno archivar ciertas noticias. Ellas nos dan la justa medida de la actuación de cada cual en determinado momento o circunstancias.

Había olvidado que tenía este documento periodístico y buscando en mi archivo de prensa para documentarme sobre otro asunto me encontré con la noticia sobre la relación de un alto cargo del PP con el ayuntamiento de Marbella.

Noticias relacionadas

Votar a un gobernante no es un derecho, es una aberración

Insumisión, Resistencia y Confrontación

El feminismo radical dilapida crédito, cayendo en un espantoso ridículo

“Hablamos de feminazis… no de feministas normales, de infantería. Sino de feminazis y sus mariachis” Arturo Pérez-Reverte.

La palabra construye o destruye. Sepamos elegir

Políticamente incorrecto

Candidatos y democracia

La aparición de cuatro generales en el escenario político español resulta cuanto menos chocante

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris