Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Luces de Madrid en Navidad

Pascual Falces
Pascual Falces
jueves, 16 de noviembre de 2006, 00:08 h (CET)
Todavía no se palpa el tradicional “espíritu navideño” en los medios de comunicación. Aún no han hecho acto de presencia los perfumes, que tan gran margen de beneficio deben dejar en su elaboración a los fabricantes que no reparan en gastos de publicidad. Ni las muñecas o los juguetes en general, atosigan los insufribles intervalos de publicidad; ni los presentadores e invitados se desean toda clase de parabienes. Y poco más, salvo la música de villancicos, y los anuncios de turrones y espumosos, permiten apreciar que nos encontramos ante la inminente Navidad, aunque falte más de un mes.

Un aspecto complementario, pero trascendente, es lo que se percibe al circular por las aceras y calles de la ciudad. Los escaparates se tornan más atrayentes que el resto del año, porque no en vano estas fiestas se asocian con un mayor consumo de todo género, desde comestibles a regalos o complementos aptos para un regalo innecesario, pero con el que se manifiesta, que, una parte de la paz, revalorizada en el tiempo que viene, se demuestra con un obsequio, aparte de la obligación de atender con generosidad la ilusión de los más pequeños.

Con todo, el ambiente irrumpe por medio de la iluminación que sobrepasa la altura física de los ciudadanos, vayan a pie, o circulen entre apretado tráfico. La inmensa mayoría de madrileños es de educación cristiana, y conocen perfectamente el porqué de toda la animación que les acompañará durante esta época del año de precoz anochecer y de apresurado desplazamiento de gente abrigada. Paulatinamente, Madrid, digirió la presencia de Santa Claus, de exótico origen. Muchos han incorporado la costumbre de entregar sus regalos el día 24 de diciembre, por la ventaja de que quien los recibe pueda disfrutarlos antes de Reyes, con su frustrante día siguiente de vuelta al trabajo o colegio.

Los adornos y luminosos de que se deleitó Madrid, tenían “motivos navideños” que, en sus formas, evocaban lo que se estaba celebrando. A los “nacimientos y pesebres” presentes en cualquier rincón, incluidos escaparates comerciales, se sumaban siluetas luminosas de estrellas con cola de cometa, angelotes que evocaban a los que estuvieron presentes en el Portal, y mil formas más para recordar el mayor acontecimiento de la historia de la Humanidad. Así era, pero ya hace dos años que no lo es. “Alguien” se tomó la iniciativa, por su propia cuenta, de desproveer la iluminación y adornos navideños de cualquier simbología relacionada con el Misterio de Dios hecho hombre. El mismo que con su Redención le salvaría al hombre de la eterna condenación. No hay secreto para explicar el origen de los desatinados elementos conque fueron sustituidos. Las inmensas sábanas de blancas luces, cruzando de acera a acera la Gran Vía madrileña, ocasionaron, cuando menos, el desconcierto de las gentes de buena fe. Luces, por aquí y por allá, que todos siguen conociendo el motivo de porqué están encendidas... ¿Quién impuso esa triste renovación?

Cuando se discute acerca del bajo peso específico del candidato socialista a la alcaldía madrileña, esta vigilante columna dedujo al conocer la noticia, que, el mejor alcalde para las aviesas intenciones del presidente del Gobierno es el actual, Ruiz Gallardón. Él fue quien impuso al erario municipal el costo de erradicar todo símbolo “navideño” de las calles de Madrid. Sus motivos personales, afines a Zapatero, hubo de tener hasta que un año decidió implantar otras luces que intentaran paganizar unas fechas de por sí tan señaladas por el consumo en lugar de por el amor fraterno y la solidaridad que se predica. Cuando haya sabido del descalabro experimentad por uno de los mayores almacenes de EE.UU. por haber cometido parecida torpeza, es posible que valore su consecuencia en las urnas.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris