Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Alimentación, antes y después

Francisco J. Fernández Marín
Redacción
jueves, 16 de noviembre de 2006, 00:08 h (CET)
Siempre se ha dicho; que épocas pasadas fueron mejores. En el caso particular de España, (no creo que los que vivieron durante la posguerra opinasen igual), pero si hablamos de la alimentación, en este caso coincidiremos en que épocas pasadas fueran mejores, y no por la cantidad ni la variedad de alimentos, sino por la calidad y sabor de los productos naturales, igualmente que otros casos importantes tales como; la vivienda, el mobiliario o la familia (en la mayoría de los casos numerosa, para suplir la falta de jubilación o servicios sociales en general, excepto los ofrecidos por la iglesia y alguna asociación muy limitada).

Hoy en día, el libré-mercado y la apertura de fronteras exteriores, permite a nuestro país contar con todo tipo de posibilidades comerciales fundamentadas mas por la manufactura barata, que por el intercambio de productos y enriquecimiento de la cultura del “buen comer”, para así tener una variedad casi ilimitada en el mundo rico donde nos ha tocado nacer.

Para las personas que nos encontramos en el arco de edades entre los veinticinco y los treinta y cinco años, por suerte o por desgracia, la vida nos ha dado la gran oportunidad de vivir en una época, que sino en el cumun de la historia de España, si en unos años de libertad y aprendizaje democrático, que ninguna otra época pudo disfrutar. Nosotros hemos probado lo antiguo y lo moderno. Conocimos los primeros ordenadores, en los que te daba tiempo a ir a cenar, mientras se cargaba un juego y disfrutamos del avance de la informática actual.

Igualmente nos alimentamos de carne, verduras, pescados o frutos sin ningún producto añadido; insecticidas, edulcorantes, vitaminas, antioxidantes o colorantes en general.

Hemos visto especies animales que eran abundantes y ahora se encuentran extinguidas y fuimos espectadores en primer plano de una guerra fría que estuvo varias veces al borde de la Tercera Guerra Mundial, que posiblemente hubiese sido la última contienda en lo que concierne a la vida humana tal y como la conocemos.

En la actualidad, gozamos de frutos con tamaños standard, gracias a la manipulación genética de estos para un mejor sabor, textura y muy importante, para que el mecanizado recolector pueda así coger los frutos por su similar tamaño. También se utilizan productos para mejora de la piel y protectores de insectos y plagas en general, que antiguamente mermaban la producción final.

Pero también con todos estos avances e investigaciones, llegó un mal general en la alimentación:

La carne antes de freírla, parece de gran tamaño y buena compostura, tras cocinarla queda con un tercio de su tamaño y esto es debido a las hormonas que ingieren los animales o a los productos que adelantan la cosecha de forraje.

La pesca esta muy dañada por la demanda mundial de pescado y por la inferior calidad de las aguas, no solo por tantos y tantos productos vertidos en ellas, sino que también es menos regenerada al haber mas presas que retienen las aguas de los ríos, antes de su llegada al mar, además esta agua dulce cada vez desemboca mas viciada e insana en altos porcentajes.

Si hay que esperar un futuro mejor en el que dependamos de alimentación animal de manera únicamente intensiva y pescado criado en piscifactorías, sea para bien mundial y para una recuperación del planeta. Así los hijos de nuestros hijos volverán a disfrutar de lo que en muestra adolescencia e infancia sobraba por doquier, unos alimentos sanos, sin añadidos y lo mas naturales posibles. Por mas esfuerzo y trabajo nos pueda costar.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris