Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Martes de Arte   -   Sección:  

Victoria de campeón

Daniel Bolufer
Daniel Bolufer
martes, 14 de noviembre de 2006, 23:19 h (CET)
Qué mal está el Barça! Ya no es el del año pasado, no es nadie sin Eto’o, bla, bla, bla. Nadie, repito, nadie puede dudar de un equipo que lleva dos Ligas consecutivas y a día de hoy, es líder en solitario del campeonato. Las críticas que han llegado desde muchos frentes por no exhibir el juego de la temporada pasada no debe de entretener a un equipo hecho para explotar en el mes de febrero y que es lógico no estar a tope en las primeras jornadas del campeonato. Las comparaciones son odiosas, pero el Barcelona de la temporada 2005/2006, tuvo un comienzo de Liga bastante dudoso, y no fue hasta final de año cuando el equipo mostró sus mejores armas, dato olvidado por profesionales nerviosos ante otro posible año de éxitos del conjunto ‘culé’.

La cuestión es desestabilizar el ambiente del equipo e intentar hacer daño, síntoma de que las cosas van bien, aunque muchos lo nieguen y busquen la excusa más absurda posible para quitar mérito al equipo campeón. El partido frente al Zaragoza ha servido para devolver la confianza y la mentalidad ganadora a un equipo que empezaba a perder crédito y gol sin la participación del camerunés Eto’o. Al final, el fútbol te acaba dando lo que perdiste alguna vez, y el gol en los instantes finales del encuentro, iguala el doloroso tanto de Drogba en Champions League.

Sea dicho todo, si Ronaldinho no aparece, el partido acaba empate, con Rafa Guerrero de protagonista, y con portadas dedicadas al meritorio empate del Zaragoza, y a la falta de gol del equipo de Rijkaard. El brasileño no lució en todo el partido, lo intentó de mil maneras, pero su amplio repertorio de magia, si es mal empleado, llega a desesperar a una grada con ganas de que vuelva el buen fútbol. Lo gracioso del desacertado debate de si el equipo juega bien, es que el foco de la estupidez lo crea gente que sólo intenta hacer daño, dejando de lado los problemas ‘gordos’ que envuelven a su equipo. La nota negativa fueron las lesiones de Messi y Saviola, ahora el islandés debe de dar la talla y empezar a pagar con goles la confianza que se ha depositado en un segundo delantero, que vino para jugar de delantero y suplir la baja de Larsson. La sombra del sueco es muy alargada y puede acabar recalando, otra vez, en el equipo donde nunca debió salir.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris