Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Akelarre  

¡Vade retro, Rouco Varela!

Rafa García
Rafa García
@rafagarciak
martes, 14 de noviembre de 2006, 23:14 h (CET)
Acabo de leer que el sacerdote Rafael Sanz Nieto ha sido condenado a dos años de cárcel por la Audiencia Provincial de Madrid, por un delito de abusos sexuales continuados a un niño de doce años. Además, el Tribunal declara al Arzobispado de Madrid como responsable civil subsidiario, al pago de una indemnización de 30.000 euros. Es decir, que Rouco Varela es responsable civil subsidiario por la comisión de este delito. Lo dice un juez. La sentencia considera probado que el cura mencionado abusó sexualmente de un niño que tenía doce años cuando se iniciaron los hechos, y que se produjeron de forma continuada entre 1999 y 2001. Lo más descorazonador de todo es que según leo en la página digital de la Cadena SER, el arzobispado de Madrid y su titular, el cardenal Rouco Varela, conocían los hechos, pero su actuación consistió en ocultarlos, y trasladar al sacerdote de parroquia. Los catequistas de Aluche fueron quienes denunciaron este caso de pederastia ante la Fiscalía de Menores. Una denuncia que tuvo consecuencias para ellos, ya que fueron expulsados de la parroquia, y represaliados por las autoridades eclesiásticas.

Poco hay que añadir, porque el texto de la noticia lo dice todo por sí mismo. El pluscuamperfecto y fundamentalista Rouco toleró los abusos sexuales a este menor, y amparó al pederasta. En este punto es cuando uno ya no entiende nada. ¿Se acuerdan de aquellas calurosas tardes de sábado en pleno verano de 2005, en las que Rouco lucía modelitos por las calles de Madrid, para oponerse a la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo?

¿Cómo es posible que la jerarquía de la Iglesia condene ferozmente el amor carnal y espiritual entre dos personas, y que al mismo tiempo, proteja a aquellos varones capaces de abusar de niños indefensos?

Si Dios existe, espero que condene al infierno a Rouco, y a los que dentro de la Iglesia actúan como él. Es lo que se merecen por insensibles, manipuladores, consentidores del maltrato a los menores, despiadados, y traidores a la doctrina de Jesucristo.

Noticias relacionadas

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

La radio

Hoy es el día de los enamorados y ayer fue el día de la radio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris