Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Tiempos modernos   -   Sección:   Opinión

La democracia imperfecta

Mar Berenguer

martes, 14 de noviembre de 2006, 23:14 h (CET)
Hace apenas dos semanas, unos relativamente desconocidos Ciutadans de Cataluña, entraban en el Parlamento Catalán. Las fuerzas políticas predominantes anquilosadas ab aeternum en esas varias decenas de escaños que pretendían ser vitalicios, insistían en denominar esta presencia de “anecdótica” y en restarle importancia.

Pero resulta que los recién llegados, con el respaldo nada desdeñable de casi cien mil votos, hicieron relegar al resto de candidatos su perpetuo debate identitario a un segundo término para sacar a colación asuntos de auténtica índole social durante los últimos días de campaña. Ciutadans, ha dado un vuelco de última hora a la tendencia general del discurso de las fuerzas nacionalistas en Cataluña. Antes de su minoritaria presencia en el Parlamento, ya habían puesto de manifiesto y en boca de todos las verdaderas necesidades de una parte creciente de nuestra sociedad, porque algo está cambiando en Cataluña.

En la otra cara de la moneda, muchos se cuestionan a los Ciutadans; con desconfianza y arrogancia, desde el estaticismo gubernativo e institucional que a veces nos hace olvidar los supuestos triunfos del 77. Mientras se emitía la entrevista a Rivera en Els Matins de TV3 el pasado día 13 de Noviembre, la pregunta “¿Como valora la presencia de Ciutadans en el Parlament, buena o mala?” recorría la parte inferior de la pantalla de la televisión, para que esa mayoría de eruditos que permanecen ante la caja tonta un día entre semana por la mañana, pudiesen emitir su veredicto al respecto enviando un SMS de pago. Evidentemente, para los votantes de Ciutadans, la presencia en el Parlamento catalán de aquellos a quienes han elegido como sus representantes, será muy positiva -aunque también es de Justicia- mientras que los nacionalistas acérrimos querrán verlos como unos okupas ciscunstanciales. La presencia de Ciutadans en el Parlament, no puede ser objeto de opinión ni de valoración; es simplemente el ejercicio de un derecho constitucional en el marco del pluralismo político. Si los Ciutadans están ahí, es porque han obtenido los votos necesarios previamente requeridos por una Ley Orgánica, y no hay margen de debate a este respecto; ellos simplemente están, ni han hecho tripartitos abusando de la confianza de sus votantes ni han pactado con bandas terroristas ni han dejado agujeros de mil millones de euros en la gestión de una Comunidad Autónoma. Estos, sí que son motivos para poner en entredicho algunas “presencias” del Parlament.

Ahora, es el momento de que los pioneros en el panorama político catalán en esto de preocuparse por las personas, expongan sus ideas y puedan competir en igualdad de condiciones con sus colegas parlamentarios en unas próximas elecciones que, con el precedente de la altísima abstención de este año, dejan en evidencia tantos escaños que a día de hoy, en realidad, son tierra de nadie y no patrimonio de los de siempre.

Ciutadans, ha marcado ese punto de inflexión en el que las personas se sublevan ante una manera de hacer política en la que dirigentes de discurso estéril arengan a borregos ensordecidos. Y cuando pensábamos que la política era la pelea personal de quienes insistían en descalificarse mutuamente o la campaña del referéndum de aquel Estatut que se anunciaba con utilitarios seiscientos y sonrisas Profident, es decir; algo aburrido y ajeno, descubrimos que, en realidad, puede formar parte de un gran momento en nuestra vida cotidiana en que los ciudadanos siempre tendremos la última palabra, aunque a veces se nos olvide.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris