Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ciudadanos por el civismo

Ignasi Castells (Barcelona)
Redacción
lunes, 13 de noviembre de 2006, 23:47 h (CET)
Tendemos a suponer que todo el mundo sabe, intuitivamente, lo que hay y no hay que hacer para convivir felizmente con los demás. Por esta misma regla de tres, los comportamientos incívicos serían sólo algo anecdótico, residual.

Tristemente no es así. Hay “jefes” que, probablemente en este mismo momento, siguen humillando a sus subordinados, trabajadores que acosan a sus compañeros, maridos que continúan maltratando, cuando no asesinando a sus parejas, alumnos que vejan, insultan y agreden a sus maestros en la escuela, a sus padres en su casa… , y, en su vertiente más “light”, siguen habiendo personas, - que no ciudadanos -, que insisten en ignorar para que sirven las papeleras, otros que se empeñan en utilizar los asientos de los transportes públicos como reposapiés, otros que creen que el pulsador de la cisterna del inodoro es como el de alarma y sólo hay que utilizarlo en caso de emergencia,… y otros que, - egocentrismo en estado puro -, simplemente, piensan que están solos en el universo y que ellos son las estrellas.

Pueden parecer situaciones muy distintas, pero únicamente lo son en cuanto a la intensidad porque en esencia todas responden a la misma ausencia: el respeto mutuo. La conciencia de que “el otro”, sea quién sea, tiene los mismos derechos que yo. Sin este valor, sin esta creencia, no es posible el civismo. Y sin civismo no puede haber ciudadanos "de verdad". Ni aquí, ni en Marte.

Noticias relacionadas

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris